FIGGING – JUEGO CON GENGIBRE

El “Figging” es la práctica de insertar un pedazo de jengibre crudo y pelado en el ano o la vagina que luego causa una intensa sensación de ardor o escozor a medida que los aceites y jugos se filtran. Es algo mucho más… íntimo… y tortuoso.

La mayoría de la gente habla de figging en relación con la forma victoriana de castigo a las esposas en el hogar. Sin embargo, se pensó que había comenzado mucho antes…

Fueron los antiguos griegos los que primero usaron este método como castigo para las esclavas. Más tarde, fue tomada por el Imperio Romano. También hay rumores de que también se usó como una forma de estimulación erótica. También fue usado en el mundo del caballo, donde los jinetes o criadores insertarían un irritante (cebolla, tabaco, jengibre, pimientos picantes, etc.) en el recto de un caballo. La irritación haría que el caballo levantara la cola. Esta elevación y “animación” es aparentemente deseable ya sea para mostrar la calidad del caballo o hacer que uno más viejo parezca más joven y animado. 

Fuera de los anillos ecuestres, el jengibre, para grata sorpresa, ha encontrado su camino en las prácticas modernas de BDSMaunque todavía es relativamente raro. El concepto sigue siendo el mismo que en la antigüedad, despegar la piel de un trozo de jengibre e insértala en el ano.

Los usuarios dicen que la sensación inicial suele ser un hormigueo. No es hasta que su cuerpo calienta el tapón improvisado (y los músculos comienzan a contraerse) que los potentes aceites comienzan a filtrarse y causan una sensación que puede hacer llorar a muchas personas.

Algunos Doms disfrutan agregando azotes, etc. Esto hará que la persona se apriete y aumente el quemazor o que se distraiga y se concentre en el dolor de los golpes.

Ten en cuenta,  que cada cuerpo reacciona de una manera diferente. Para algunos, puede ser insoportable, para otros, no es más que un hormigueo agradable.

Peligros de figging

Lo primero por lo que las personas podrían preocuparse es por el daño al tejido rectal. Aunque no ha habido estudios (que pueda encontrar), tampoco hay evidencia de que cause las “quemaduras químicas” que algunos afirman. El jengibre es natural, y la sensación de ardor de las personas es la misma que cuando se come cruda. Sin embargo, existe la posibilidad de que alguien sea sensible o alérgico. En este caso, debe evitarse.

El verdadero peligro con los figging es si tallas el plug sin una base decente y el juguete se pierde en el trasero de la persona, eso significaría un viaje al hospital… Además, podría haber un daño real en la cavidad anal si se inserta demasiado rápido o no use lubricante.

A continuación os damos algunos consejos para tallar tu propio plug de jengibre:

Primero, debes elegir el tipo correcto de “dedo” (como llaman a las secciones de jengibre). Las plantas más jóvenes son más potentes y entregarán una mejor picadura, sin embargo, generalmente son demasiado pequeñas y no son seguras para insertar. Las plantas más maduras serán mucho más seguras, pero menos efectivas. Intenta conseguir algo intermedio.

  • Haz una prueba puntual  con el jengibre para comprobar posibles reacciones alérgicas.
  • Despega la piel pero no lleves demasiada carne con ella.
  • Talla la punta para que quede ligeramente cónica para una fácil inserción.
  • Talla un cuello o curva cónica en la base para que el ano tenga algo a lo que agarrarse y no se deslice.
  • Asegúrate de que haya una base ANCHA suficiente. Algunos sugieren atar una cuerda sobre la base por si acaso.

La mayoría de los profesionales sugieren sumergirlo en agua fría antes de insertarlo, ya que aconsejan no usar lubricante, el agua ayuda. Además, como no hay lubricante, la inserción debe ser lenta.

Si deseas usar jengibre alrededor de los labios femeninos, puedes tallar una “forma de cuña” con una ranura en el medio que se ajuste alrededor del clítoris. También algunas personas tallan mechones finos para insertarlos en la uretra de un hombre.

Desde la creación hasta el uso, la clave es llevarlo lento ya que no quieres dañar a tu pareja o arriesgarte a romper un trozo de verdura en su cuerpo.

Después de leer el artículo seguro que nunca volverás a ver el jengibre de la misma manera. ¿Alguna vez has intentado figging? ¿Te atreves a compartir tus experiencias?

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “FIGGING – JUEGO CON GENGIBRE”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Patrocinadores

Encuestas

¿Dominas o te dejas someter?

View Results

Cargando ... Cargando ...