ESPOSAS

Nunca me canso de esposarte.

Cada día una nueva experiencia: Con guantes, sin guantes, más apretadas, más flojitas. Con vendas en los ojos, sin ellas… Con medias, sin medias. (Bueno… no. Sin medias no, las medias son necesarias. Obligatorias) Tengo que ser yo quien te las ponga. Es parte del ritual. (como las medias) Me gusta ver como tratas de hacer cosas con ellas puestas. Te pido que te quites las braguitas y tú haces lo que puedes. Me gusta ponerte sobre mi regazo y darte una buena azotaina cuando estás todavía esposada. Observo cómo tu culo perfecto se enrojece. Yo mando, tú obedeces. Te dejas llevar porque sabes que mis decisiones serán las correctas. Confías en que te llevaré tan lejos como necesites.

Nunca te cansas de ser esposada.

 

Autor: Sergio Bleda

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “ESPOSAS”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.