Etiquetados: Entrenamiento

-Sigue moviéndote, ¡Vamos! El sudor me caía por la frente, mi temperatura corporal estaba descontrolada y no solamente era por el ejercicio. -¡Sigue moviéndote Nala! Era muy exigente, no me dejaba respirar. -Dame las últimas, ¡venga! Solo quedan cinco, me está costando mucho más de lo que pensé, Mi Señor puede ser muy perverso … Leer más »

Patrocinadores

Encuestas

¿Dominas o te dejas someter?

View Results

Cargando ... Cargando ...