SOBRE EL ENTRENAMIENTO DEL SUMISO O ESCLAVO

Muchos de los practicantes de Bdsm quieren saber si existe una forma “correcta” de hacerlo. Lo que si esta claro es que siempre hay que hacerlo con respeto, compasión y un profundo conocimiento de la persona y la situación individuales.

Así como cada persona es diferente, cada situación también lo es. Tienes que adaptar el entrenamiento para que se adapte a la personalidad de tu sumiso, así como a tu relación y estilo de vida. Si tu sumiso / esclavo es un mocoso, por lo general terminarás dándole castigos más severos y frecuentes. Si son más mansos, la corrección leve es probablemente la mejor manera de no destruir su confianza y ayudar a desarrollar su autoestima, mientras corrige cualquier comportamiento que no le guste. No hay una regla para todos.

No podemos darte un manual sobre cómo entrenar a tu esclavo, pero si una dirección general y algunos consejos a seguir.

Siempre que un Dominante considera a un nuevo sumiso para entrenar, el primer paso es una evaluación donde el Dominante busca aprender sobre las necesidades, fortalezas, debilidades y deseos específicos del sumiso. Esta evaluación incluye aspectos sexuales, pero no se limita solo a eso. Muy a menudo, el entrenamiento sexual y las actividades sexuales a las que un sumiso está expuesto tienen otros propósitos y objetivos en mente más allá de alguien que experimenta un gran orgasmo.

Los aspectos básicos de cómo se logra el entrenamiento y el desarrollo sumiso dependen en gran medida de si la relación con un Dominante se lleva a cabo cara a cara o en un entorno en línea. En las experiencias de la vida real, generalmente el Dominante proporcionará el entrenamiento y la instrucción directamente al sumiso. Comenzando lentamente, con breves períodos de instrucción y actividades simples, el Dominante comienza a introducir al sumiso a nuevas experiencias.

Existen diferentes categorías dentro del entrenamiento del esclavo o sumiso:

  • El entrenamiento físico abarca todas las áreas que requieren movimientos, posiciones y posturas, las cosas sexuales o relacionadas con la adquisición de habilidades físicas como la danza. Existen diferencias entre los Dominantes en cuanto a qué entrenamiento físico es deseable e importante en el desarrollo de un sumiso, pero algunas cosas se enseñan comúnmente.
  • El entrenamiento verbal, en su forma más básica, incluye cómo el sumiso se dirige a su Dominante. Muchos Dominantes tienen preferencias sobre cómo un sumiso puede dirigirse a ellos. También cómo dirigirse a otras personas y todo lo relacionado con la corrección, los modales y el “protocolo del habla”.
  • El entrenamiento mental implica cosas como memorizar, llevar un diario, mejorar las habilidades de concentración o meditación, adquirir nuevos conocimientos, mejorar las habilidades para resolver problemas y aprender a doblar la voluntad de manera más efectiva hacia la del Dominante a través del desarrollo de una mayor determinación para complacer y perseverancia para llevar a cabo tareas y asignaciones hasta una conclusión exitosa.
  • El entrenamiento emocional tiene el propósito de ayudar a un sumiso a aprender a ser más obediente o menos voluntarioso.
  • El entrenamiento sexual va más allá del coito pene-vaginal simple entre hombre y mujer, las posibilidades de temas de entrenamiento sexual para el sumiso novato incluyen cosas como:
  1. Aprender a experimentar una mayor excitación.
  2. Aprender a ser sexual de nuevas formas.
  3. Superar bloqueos sexuales (Mental, moral, ético, vergüenza…)
  4. Restricciones sobre la frecuencia de la masturbación.
  5. Control / negación del orgasmo.
  6. Superar la vergüenza corporal.

En cuanto a la disciplina y la corrección, algunos pueden ver que estos dos términos significan esencialmente lo mismo. Otros podrían preguntarse por qué el castigo no está incluido… Y es que la corrección puede implicar un castigo, pero el castigo es generalmente punitivo, mientras que la corrección no tiene por qué ser punitiva en absoluto

El protocolo y los rituales o ceremonias: Un ritual puede definirse como cualquier acción formalizada o conjunto de acciones, repetidas de forma específica y estructurada. Los rituales se procesan a nivel subconsciente, lo que hace que esta práctica  sea un medio muy eficaz para moldear las creencias, la autoimagen, los pensamientos y el comportamiento de una persona. Por lo tanto, los rituales son una parte clave del entrenamiento sumiso y una herramienta que los Dominantes utilizan a menudo.

Hay algunas ceremonias BDSM reconocidas, como ceremonias de collares, ceremonias de las rosas, etc., Y  hay algunos aspectos que los Dominantes, generalmente, tienen en cuenta al crear y usar rituales.

  • Los rituales tienen una estructura exactamente repetible, básicamente un guion. Repetir lo mismo con regularidad ayuda a que se convierta en un hábito.
  • Los rituales deben tener un propósito, objetivo o meta definidos. Ya sea que el sumiso lo sepa o no…
  • Los rituales más efectivos tienen un vínculo directo con actividades o eventos específicos.
  • Los rituales deben ser simples, con relativamente pocas palabras y actos.
  • Los rituales deben tener un principio y un final definidos.
  • El número de rituales debería ser limitado. Si hay demasiados  se vuelven difíciles de recordar y limitan la espontaneidad.

El entrenamiento varía de la situación y las preferencias a las personalidades individuales. Antes de comenzar cualquier cosa, asegúrate de que todas las partes estén al tanto de todas las posibilidades y de que los límites estén establecidos y acordados.

 

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “SOBRE EL ENTRENAMIENTO DEL SUMISO O ESCLAVO”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *