SMOKE FETISH. DIOSAS – ESCLAVOS Y CIGARRILLOS

Si, para un esclavo es un privilegio poder llevar tabaco a su Diosa; buscar la marca que ella prefiere, meter las monedas en el expendedor… sabedor que su Diosa disfruta fumando y mucho más si además ella disfruta ¡castigando al esclavo con su afición!.

Existen muchos posibles juegos para esclavos de Diosas que fuman. Es evidente que el más sencillo, pero excitante para muchos esclavos y para sus Diosas, es que ella se aproxime a su cara para expulsar el humo en su rostro… para el esclavo será un privilegio respirar el humo que estuvo en su cuerpo… expulsar el humo lentamente, en su cara, en sus ojos, en su nariz, en su boca… tapar la nariz al esclavo y lanzar todo el humo lentamente en la boca… oh, mezclando la practica con la asfixia… llenar una bolsa de plástico con el humo, poco a poco, mientras el esclavo –tal vez atado o arrodillado a los pies de su Diosa- observa… y luego meter toda la cara del esclavo en la bolsa llena de humo colocando cinta aislante alrededor del cuello… mantener el esclavo allá durante un par de minutos (mucho más no se debe… ¡salvo que deseemos ahogarlo realmente!)… que sienta asfixia doble… asfixia por la bolsa y falta de oxígeno, asfixia por el humo que contiene la bolsa… En este tipo de prácticas debe estar claro antes el modo para “volver a dar oxígeno” rápidamente al esclavo evitando situaciones de nerviosismo generadas por no haberlo previsto (si la bolsa se rasga fácil con las manos no existe dificultad… pero algunas pueden ser difíciles de rasgar y si se colocó cinta aislante en el cuello para evitar la entrada de oxígeno… debe preverse bien como se quitará de forma rápida y segura la bolsa). Es evidente que el tiempo señalado dependerá de las señales de asfixia que del esclavo.

Existen modos un poco más rebuscados, … por ejemplo colocar al esclavo una bolsa grande de plástico en el rostro, cerrado nuevamente con cinta aislante alrededor del cuello… clavar en esa bolsa una pajita (de las que se usan para tomar bebidas), y a través de la pajita ir metiendo el humo… humo o aire… la pajita puede ir a su boca… de tal modo que cuando la Diosa desee sopla aire limpio… o bien sopla humo del cigarrillo… las mezclas de asfixia (no total al estar la pajita), aire soplado que alivia, humo de cigarrillo… sin saber si recibirás aire o humo… para casi todos cuanto más incertidumbre y más rebuscados los escenarios (de un modo sin embargo muy sencillo de preparar para todos) más sugerente y excitante.

Encender el mechero para dar fuego a su Diosa, ser usado en la noble función de ser cenicero abriendo la boca cada vez que la ceniza se acumule en el cigarrillo; evidentemente ingerir la ceniza para que nada quede… un cenicero humano es algo mucho más limpio que un cenicero clásico… todo ingerido, ¡más natural y ecológico imposible!

 

 

La ceniza no deja de ser un producto natural (una planta –tabaco- quemada), ingerirlo no genera ningún daño… no existen pretextos posibles que puedan ser aceptados o admitidos por una Diosa. La caída de la ceniza en la boca no quema… o solo un poquito a veces… pero nada que no pueda ser soportado por ningún sumiso. Toda la ceniza debe ser ingerida, el cenicero humano debe hacer bien la función. Es correcto sin embargo que la Diosa acepte que el filtro no será ingerido, el filtro puede no ser bueno para la salud y su ingestión presenta más dificultad (incluso riesgo de atragantamiento). Sera misión del esclavo, una vez apagado el cigarrillo, llevar el filtro (en la boca probablemente) hasta la bolsa de basura… En ese momento, lo correcto es que el esclavo se enjuague la boca, limpiándola de restos de ceniza… tal vez la lengua sea requerida para otras funciones y un esclavo debe estar siempre preparado para lo que se le solicite.

Pero como en todas las prácticas se debe, poco a poco, subir el grado, para llevar al esclavo a niveles más elevados de aceptación del sufrimiento y la sumisión.

Apagar el cigarrillo en la boca… es una práctica interesante, genera cierto nivel de temor en el esclavo que imagina que puede quemarse la lengua (como efectivamente puede suceder)… si el esclavo coloca saliva en la lengua se puede apagar sin dificultad y con un nivel de dolor limitado muy aceptable… mas excitante aún es que sea la propia Diosa la que escupa en la boca del esclavo para que pueda tener esa saliva que le salvará del dolor cuando el cigarrillo sea apagado. La mayor o menor presión del cigarrillo en la lengua para el apagado generara un mayor o menor dolor (se debe comenzar con bastante saliva y moviendo las brasas en la saliva para un apagado más lento pero indoloro)

Por supuesto… si el esclavo va progresando… poco a poco… deberá poder llegar a apagar muy rápidamente el cigarrillo, apretando bien en su lengua, y sin saliva adicional a la que tenga habitualmente… el dolor es soportable… y queda durante un tiempo esa sensación de escozor que recordará al esclavo a quien pertenece.

Otro juego interesante es quemar al esclavo con el cigarrillo… nuevamente es un juego que si se hace despacio (sin presionar mucho, superficial) el dolor debería ser soportable para todos. Colocar el cigarrillo en sus pezones… genera un dolor que se mantiene durante horas, el roce posterior de la camisa con los pezones le recordará a su Diosa.

El esclavo firme, de pie, sabedor que van a quemarle… comenzando en unos lugares del cuerpo, siguiendo en otros, echándole humo, usándolo como cenicero… es un castigo completo….

Quemar puede provocar pequeñas marcas… pero son pequeñas… y en algunos lugares no deja huella…

Un punto interesante es el pie… la planta del pie… en el talón, dado las durezas de la zona y la mayor insensibilidad… el esclavo notará poco el dolor… pero se puede ir avanzando y la planta del pie mas allá del talón si es sensible.

Quemarle en el pene (la punta)… o bien en el ano (mejor con algo de saliva al principio para que queme menos)… pueden ser castigos muy sugerentes (y si el esclavo soporta bien el dolor pasar a apagar el cigarrillo en esos lugares –el apagado siempre exige más presión y por tanto mayor nivel de dolor-) Otros lugares pueden ser también simbólicos… por ejemplo pedir que abra la mano y la presente para quemarla… o, con mucho cuidado (entiendo puede ser doloroso si no se hace bien) introducir el cigarrillo encendido un poco en el orificio de la nariz… el esclavo no debe moverse, si se mueve puede quemarse… en esa posición tapar la boca para que al respirar tenga el temor de quemarse y sienta la presencia del cigarrillo (no obstante, reitero, debe introducirse muy poco el cigarrillo, que no llegue al tabique nasal… y es más valido para esclavo narizotas –como es mi caso-).

Para Diosas que puedan y quieran hacerlo… el privilegio de premio/castigo puede ser muy hermoso… quemas a tu esclavo… y tras ello lames dulcemente el lugar que fue quemado… la sensación de dolor y el alivio de la lengua húmeda… puede ser una delicia para el esclavo y su Diosa en esos casos en que desea llevarle a la mezcla de infierno/paraíso.

Si la Diosa no acepta el lamerlo (acto íntimo)… siempre puede pasarle algo de saliva con el dedo… el efecto no es el mismo pero de algún modo también supone “castigo y consuelo”.

¡Fumar mata!… ¡Eso dicen las cajetillas!… con todas estas prácticas no matarás a tu esclavo… pero lo harás mas tuyo… ¡matarás su voluntad de cara a conseguir su entrega!

 

Autor: Algol LM.

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “SMOKE FETISH. DIOSAS – ESCLAVOS Y CIGARRILLOS”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *