SI YO FUERA AMO…

En este espacio cuento muchas cosas, pero no todo. Lo que repetimos cual ajo del rosario de cuentas infelices que calla más de lo que dice y demás. En verdad yo ya he sido Amo. Por favor; ruego las risas las economicen un poco, que no sólo es verdad si no que además fue una experiencia muy grata. Por deferencia a la que fue mi sumisa, no voy a contar nada más.

Sólo diré que fue más una relación de amigos/amantes que una relación bdsm de verdad, o al menos tal y como se entienden las relaciones bdsm de verdad en estos mundos. La menciono para darle un besazo si me lee y como justa introducción.

Porque llevo tiempo dándole vueltas a la idea de volver a experimentar como Amo, y esta vez con un grado mayor de intensidad bdsm. Así que… ¿qué tal Amo sería?

Pues ni puta idea, porque cada persona es un mundo y cada relación un universo. Pero más o menos las bases que tengo en mente son…

No tendría paciencia para hacer nuditos y jugar con  cuerdecitas a fin de hacer bondages finos y trabajados. Ni la paciencia, ni la habilidad ni los conocimientos. Así que atada con el nudo de los zapatos en un pañuelo o cuerda de ferretería y a correr.

O como mucho con unas esposas, eso sí, sin forro rosa ni mariconadas por el estilo.

Claro que estaría acojonado al poner las esposas por si pierdo la lleve y tenemos un problemón.

No exigiría que mi sumisa se entregase más allá de lo que ella quisiera. No tiene sentido exigir esas cosas; si quiere, su entrega será completa. Si no quiere, nunca se entregó.

Hablaría mucho antes sobre lo que quiere, lo que no, lo que le gusta, lo que le repugna, lo que tolera, lo que le pone… y luego, como buen Amo, haría lo que me diese la gana, claro.

Le ordenaría, por supuesto, dar los buenos días y las buenas noches. Por supuesto, con alguna frase ingeniosa o algo más que el mero “buenos días/ noches”. A veces hace más comerte el coco y por ello crea el vínculo el pensar qué decir de forma diferente que el hecho de decirlo.

Utilizaría la mano para azotar su culo. A mí me gusta el tacto en todo.

Una vez rojas, mordería sus nalgas con pasión.

No soy sádico, pero sí un poco bruto. Como me toque una masoquista no sabe lo que le espera…

No pararía de dar besos. Y le ordenaría que los diese como si dentro de un rato fuera el fin del mundo. Nunca se lo diría, pero así es como los suelo dar yo. No lo concibo de otra forma.

Por supuesto, exigiría mamadas de artesanía… es lo que hacen los Amos, ¿no?

Haría conil…cuniling…er… le comería el coño atada a la cama y como premio si se porta bien. Qué narices, y si se porta mal también. ¿Por qué atada a la cama? Para que no se mueva demasiado y me haga perder el punto.

La agarraría del pelo constantemente como símbolo de poder. Y porque me gusta que me lo hagan a mi.

En realidad estaría continuamente pensando lo que me gusta que me hagan a mí… oye, si soy una mierda de sumiso, ¿por qué de Amo iba a ser diferente?

Le ataría a una silla y le haría un interrogatorio. Como soy un mentiroso, puedo detectar cuando la otra persona miente, es un don que tenemos entre nosotros. Por cada mentira un mordisco en el pezón, por cada verdad un beso. Por ejemplo; ¿quién es el Amo más guapo?

-Usted, mi Señor. -Beso, por supuesto.

Me gustaría que mi sumisa tuviera un carácter fuerte y fuese inteligente. Son las que mejor se entregan y anulan en una sesión.

Le vendaría los ojos. Es un truco que me enseñaron; así la otra persona está indefensa y no ve las inseguridades del Dom.

También la desnudaría y yo permanecería vestido. La desnudez simboliza indefensión también. Sólo me la sacaría para uno de los puntos anteriores… el que empieza por m y termina por amada.

Le daría de beber agua a lo largo de la sesión, que yo sé la sequedad que dan estas cosas. Pero de mi misma boca. O lo toma, o lo deja.

No podría jugar a pony play porque como estoy gordo igual la pobre sufre demasiado al tenerme encima. Pero aprovecho esta parida para decir que he adelgazado 6 kilos…

Haría que mi sumisa me llamase siempre de Usted, faltaría más, en todo momento y ocasión, sea en sesión o no… ¿Qué en el post anterior dije lo contrario y tal? Bueno, pero es que la semana pasada lo escribí siendo sumiso, ahora que soy Master las cosas han cambiado, por supuesto.

Sólo practicaría sexo anal si ella está atada en un potro.

Creo que aceptaría peor que me ocultase algo que me mintiese. Es decir; me dolería más que no tuviese confianza para explicarme algo que le inquieta, que desea, etc… que quedase con un antiguo novio y me dijese que no lo ha visto.

Acojonaría a la sumisa antes de la sesión con torturas y miedos mil… para que así, si es una mierda de encuentro, al menos tenga la impresión de “la que me he librado”.

Le retorcería los pezones hasta oír sus gritos de placer. O de dolor sin placer. O de lo que sea. Pero sé que luego, al día siguiente, tendrá un regusto táctil allí y revivirá el momento.

Si fuese Amo, no me parecería al Señor Grey más que en llevar una corbata para la ocasión, por si necesitamos algo de tela para atar.

Practicaría la humillación y le diría zorra, puta, guarra, etc… en cada orden. Eso sí; nunca le diría “estas gorda”, “tienes celulitis” ni nada por el estilo….por mucho que acepte la humillación e incluso le ponga, es una mujer.

Miraría continuamente a sus ojos. Las palabras engañan, los ojos no.

Le haría tragar una lluvia dorada y luego le metería la lengua hasta la campanilla para que viera que no pasa nada, sólo es agua con sabor a meado.

Si fuera Amo, iría de negro, que siempre  hace más delgado.

Le compraría un collar a mi sumisa en el Mr. Guau, faltaría más. Habrá otros con más clase y elegancia, pero no tan morbosos.

Bueno, nos hacemos una idea, ¿no?

En realidad, mucha boca tengo yo por aquí pero si algo aprendí de mi experiencia como Amo es que en realidad lo que quiero es complacer a la otra persona. No sólo no me arrepiento de ello, si no que considero que es lo principal. Pero claro, igual el sector de los viejos tacañones me quita el carnet porque no, eso no, hombre, que el deber de la sumisa es complacer al Amo y priorizar el placer de éste por encima por el suyo y tal… bueno; si soy una mierda de sumiso, ¿por qué iba a ser diferente  como Amo? ¿Lo hemos dicho ya?

En fin… ¿alguna se anima?

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “SI YO FUERA AMO…”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Patrocinadores

Encuestas

¿Dominas o te dejas someter?

View Results

Cargando ... Cargando ...