SI ES QUE EN EL FONDO, TODOS SOMOS UNOS ROMÁNTICOS

¡¡¡ OS HABÉIS ENAMORADO DE LA PERSONA QUE OS DOMINA!!! Seguro que a más de una o uno les ha sucedido y… no, no estáis locos, pues es normal enamorarse de la persona que te domina, muy normal y muy común, incluso saltándose los estándares e ideas dogmáticas del amor convencional del mundo vainilla, en el mundo BDSM también uno se enamora y es mas también hay amor.

Y a mi me pasa siempre y no estoy loco, bueno no del todo. Esto para la gente vainilla será toda una sorpresa y le dará otro matiz más al mundo BDSM, que no es ni tan extraño ni tan ajeno como se piensa (espero haceros entender poco a poco este mundo es mucho más de lo que véis por ahí).

Una vez una Dómina me preguntó si nos enamorábamos de ellas, por un caso que le sucedía y yo le respondí que si, efectivamente, todos los detalles que me contaba, me llevó a pensar que su sumiso estaba muy enamorado de ella, que no es nada difícil enamorarse de la persona a la que te entregas y aun así avisado de que no te enamores, suele pasar.

Fuera del aspecto romántico, literario y de euforia de sentimientos, los millones de canciones, libros, películas, obras de teatro, óperas… el amor solo es un proceso químico de nuestro cuerpo a un estímulo o señal de la procreación, es un truco de la naturaleza para que forniquemos y perpetuemos la especie, esto puede sonar muy frío y científico, pero es así. ¡Pero que coño! el amor es muy bonito y te vuelves muy tierno cuando estás enamorado, no despreciamos el amor, hay que honrarlo.

¿Por qué me enamoro de la persona que me da placer haciéndome daño, por qué me enamoro de la persona que me domina, me controla y hace conmigo lo que desee? Lo primero es por que estás vivo (Enhorabuena estás vivo, no eres un cacho de carne en ese río de villanos que es la civilización actual, en esa turba de mediocres que hacen lo que le dicen en la TV, estás vivo) y muy vivo, eres una persona que siente, que le gusta sentir no solo lo físico también lo mental. El amor es entrega, es compresión hacia otra persona, es compartir con otra persona algo íntimo, es no pensar en uno mismo y fíjate tu que el BDSM es igual. Y te enamoras por que uno se abre de una forma única a esa persona que te domina, por que se comparte un único vínculo más fuerte que el amor convencional, porque se entremezclan dos almas de una forma única, a nivel personal que roza lo divino. Las relaciones BDSM entre la persona que domina y el dominado es una unión única entre dos personas que se respetan el uno al otro de una forma genuina y es normal el sentirte atraído en forma de amor por esa persona que te conoce mejor que nadie en este mundo. Y dejémonos de tonterías, la persona que te domina te conoce mejor que tu madre. (Me esta costando describir esa sensación de amor hacia la persona que me domina, no tengo palabras o ejemplos para poder describirlos, solo deciros que es una sensación mucho más fuerte que el amor vainilla, para mi es algo muy espiritual, una forma de respeto única y siento no poder hacerlo de forma que se entienda claro).

En mi caso suele pasar, es normal que me enamore de la persona que me Domina, porque tengo con ella un nivel de intimidad que no tendría con amigos de verdad o con ligues de fin de semana o el mal llamado folla-amigos. La sensación es igual que cuando estas enamorado de una persona, tal vez es más fuerte a causa del juego BDSM pero aún así tienes las mimas sensaciones, los mismo anhelos, la misma compenetración… Y este amor viene por que cuando te entregas a esa persona, te entregas de verdad y esta persona te respeta por ello, de una forma que no lo hace nadie, incluyéndolo este juego maravilloso del dolor y el placer que tanto nos gusta. Así que suma y sigue, la persona que me Domina lo tiene todo, todos nuestros deseos hechos realidad y eso te acaba enamorando.

También soy mayorcito y reconozco cuando es una causa perdida, cuando una batalla no la vas a ganar o cuando no hay nada que hacer, nada más que tragarte ese amor y hacer de tripas corazón, lucha batallas que puedas ganar y te ahorraras sufrimientos innecesarios por que si ya sabéis lo mal que se pasa con el desamor, imaginaos cuando te pase con una Domina o un Dominante que ha llegado a tu alma de una forma que una persona vainilla no lo hace. Y no esta uno para desamores a esta edad, así que te haces el valiente y te tragas tu amor, por el bien de los dos. Sabes que el amor también es pasajero y cuando esa reacción química de la naturaleza se desgasta poco a poco, tendréis el alivio de seguir jugando a nuestro juego favorito que es el BDSM sin perder un ápice de intensidad en el y sin perder a la persona que te Domina, sin perder ese respeto y esa entrega, sin perder a esa persona que te aprecia pero que no te ama. Recordad que la amistad que se desarrolla con el BDSM es un vínculo muy fuerte basada en la lealtad y el respeto y eso amigos es algo difícil de romper si se hace correctamente, si se lleva bien.

Pero hay una delgada línea que separa el amor de la locura, así que si os avisan con lo de –No te vayas a enamorar- En realidad os pide que no os obsesionéis por las circunstancias que sean, como seres humanos libres sois conscientes de ese amor y sois libres de enamoraros o no hacerlo, pero tened en cuenta de que ese amor ya es imposible, ya habéis perdido antes de empezar, podréis enamoraros, pero no se os ocurra llevarlo a la práctica, ya que no puedes obligar a alguien a que te ame y eso lo estropearía todo, todo el vínculo creado se iría al garete, ¿Por qué? Porque se convertiría en una obsesión y eso si que no es bueno para las dos personas que juegan a BDSM, eso ya es locura, una locura es insana, al igual que en el mundo vainilla, la obsesión por una persona no es buena. He visto gente obsesionada echar por tierra toda su vida por culpa de amor no correspondido por que se han obsesionado.

También surge una sensación menor que la obsesión y es el enchochamiento, también conocido por encoñamiento, que es la sensación sexual hacia otra persona y esto puede derivar en obsesión. En el mundo vainilla suele pasar bastante y se suele confundir con el amor, pero no es amor, mientras que en el BDSM pasa mas o menos igual, no es amor ni atracción personal a esa persona, es mas bien querer tener sexo, y al igual que el mundo vainilla, sientes una sensación de euforia y ganas de tener relaciones sexuales, pero no deseas compartir mucho más con es persona (vamos que no os vais a ir a París como pareja y compartir ese tipo de cosas) Y una de las cosas mas diferentes que tiene el encoñamiento del amor es que puede durar horas, o días, pero nunca dura lo que dura el amor. Y recordad que hay que honrar el sexo al igual que el amor.

El BDSM es muy seductor, estar atado al capricho de mi Dómina, la que juguetea conmigo como le place es algo muy fuerte y seductor, tanto que para mi es una puerta a el amor, a conocer a esa persona en un punto de intimidad único.

Y ahora os preguntareis si estoy enamorado de la persona que me esta Dominando.

 

Pues claro que estoy enamorado de ella, hasta las trancas, pero ya no soy un quinceañero, y me gusta ser su aspirante a esclavo y no estropearlo por culpa del amor, no me voy a obsesionar ni me voy a aburrir ni a cansar. Soy adulto y ya se lo que hay y lo que no podrá ser. Esto es así y os rogaría que lo usárais todos aquellos que sabéis que os enamoráis de vuestros dominantes. Claro que os vais a enamorar, no estáis locos y no es malo si no es obsesión, además si el amor es muy bonito, si es que en el fondo, todos somos unos románticos.

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “SI ES QUE EN EL FONDO, TODOS SOMOS UNOS ROMÁNTICOS”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Patrocinadores

Encuestas

¿Dominas o te dejas someter?

View Results

Cargando ... Cargando ...