SARA SCHMITT WALKÜRE, SUS INICIOS COMO MODELO SUMISA EN BDSM

Esta fotografía fue realizada en uno de mis últimos Shottings de contenido BDSMero. Fue uno de los mejores calificados de toda mi trayectoria. La pasión, el cariño y el trabajo que se le puso a ese proyecto para plasmar dicha escenografía, a pesar de que fuera de última hora e improvisada, fue sin lugar alguno indescriptible. En comparación a otras que he realizado en mis dos años de carrera como modelo profesional, esta fotografía es la más simulada, pero aún así realista, que he realizado hasta ahora. La hice con el fin de experimentar más, tener más contenido personal para mí y mis plataformas, para probar nuevos métodos y extenderme, sin contar con el placer inmenso que siento cada vez que realizo una con esta temática.

Me han preguntado en muchas ocasiones qué es lo que siento al realizar una sesión profesional de contenido BDSM, como empecé, si también si lo practico en el ámbito personal… A lo cual respondo:

1. ¿Qué siento al realizar una sesión profesional de BDSM? Para mí, esa sensación es indescriptible y eufórica, me siento plena. Cuando preparo la escenografía y plasmo lo que quiero, cuando busco referencias y las pongo en práctica para poder mostrarlas… no hay nada que me provoque más placer y orgullo que cuando me azotan o ponen en práctica sobre mí la asfixia, las cogidas de cuello, la inmovilización…

Es algo que provoca en mí el dejar salir la persona que soy realmente. En mi trabajo he de interpretar un papel, un papel erótico, sexy, de satisfacción y placer, disfruto con ello pero sigue siendo un papel, excepto cuando hago una sesión fotográfica de BDSM, porque en ese momento sale la verdadera Sara, no la modelo… sino la sumisa, la que siente un placer verídico, la que desea complacer a su Amo y Señor, aunque en ese caso sea sólo para complacer a mis seguidores y a mí misma.

2. ¿Cómo me inicié? Empecé en el campo del BDSM junto a un antiguo socio, amigo y fotógrafo que trabajó varias veces para una revista en este campo, con el objetivo de llegar a revistas especializadas . Como no sabía lo que realmente era ni lo había puesto en práctica nunca, empecé a indagar, siempre fue algo que me llamó la atención, pero nunca tuve el valor de experimentarlo. A medida que investigaba en foros, páginas de información, libros y a raíz de algunos Amos que conocí, me di cuenta que me excitaba y me fascinaba ese mundo, me preparé y lo puse en práctica en mis sesiones, me realizaron mis primeras inmovilizaciones y azotes. Allí es donde empecé a conocerme, a saber lo que me gustaba en el ámbito personal y lo que necesitaba. Me gasté mucho en juguetes y herramientas para mis sesiones y experimentar por mi cuenta, básicamente ahí es donde empezó todo.

3. ¿También lo pongo en práctica en mi ámbito personal? La respuesta es sí. Y por supuesto son diferentes las sensaciones y sentimientos cuando lo empleas laboralmente o íntimamente. En el trabajo es todo superficial, siento placer pero no excitación; en cambio, en el plano íntimo, siento las dos cosas de manera magnificada. También es cierto que he probado más cosas en mi trabajo que en mi intimidad, dado que son cosas completamente diferentes, las cuales evolucionan poco a poco. Es decir, profesionalmente tengo la posibilidad de experimentar con todo tipo de prácticas y juguetes sexuales; y en mi vida personal todo esto lo experimento poco a poco.

En definitiva, en mi pasado me sentía perdida, no me conocía ni sabía cuáles eran mis gustos, a penas experimenté y puedo decir y afirmar que, a día de hoy, me conozco, sé lo que me gusta y he empezado a poner en práctica mis inquietudes. Antes no sabía quien era… Hoy en día puedo decir que he renacido gracias al BDSM.

Autora: Sara Schmitt/Walküre

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “SARA SCHMITT WALKÜRE, SUS INICIOS COMO MODELO SUMISA EN BDSM”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.