¿QUIERES LECHE?

Es verdad, no es una metáfora muy sutil. No te voy a contar lo que pasó durante, ni después. Eso puedes imaginarlo tú mismo.
Sólo te puedo contar que estaba deseando que me cubrieran el cuerpo de lubricante, me pusieran el brillante traje ajustado y el notar las correas en mis muñecas y tobillos fue liberador ¿no lo ves?
Autora: Elena DarkBerry

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “¿QUIERES LECHE?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.