PROFESIONALES, POR SUPUESTO

¿Qué me contáis de esos pintores “económicos” que te pintan la casa por 100 euros, o de esos tatuadores que lo “hacen más barato” o el que te “arregla” el W.C. porque su primo es un manitas, o del que “te pone los dientes bien y más económico”? Que en la mayoría de los casos la gente se arrepiente de esos servicios, que es una porquería, un fraude y luego te gastas más dinero en remedar el entuerto de lo que te ahorras, ¿no? Pues en el mundo del BDSM pasa exactamente igual.

El vilipendiado mundo profesional del BDSM, sufre del mismo problema que un profesional en general, y no me refiero al intrusismo laboral (de este tema ya hablaremos en otra ocasión), si no del mundo amateur y su constante intromisión contra los profesionales. Entiéndanme que no estoy criticando a los amateurs de BDSM, si no a la comparación a que algunos individuos se empeñan en hacer y a su labor de ataque y desprecio hacia los profesionales.

Quedar con gente y charlar sobre el tema es muy bueno, es lo mejor para ver cómo es esa gente de verdad y no cómo es en las redes sociales o por whatsapp, es sano para crear vínculos de amistad y conocimiento, hacer fiestecillas privadas es bueno, es genial sobre todo para conocer a otras personas practicando nuestro juego favorito, pero sólo es eso.

Quedar con gente en un bar, tomando un café o cervezas y hablar del tema o de cientos de temas que surjan, es lo más común del mundo y no hay diferencia entre hacerlo con gente que disfruta del BDSM que hacerlo con gente que disfruta de un partido de rugby del torneo 6 naciones (por ejemplo). Hacer una fiesta privada en alguna casa o algún local en la que se juega a nuestro juego y también se habla del tema o ves gente que hace tiempo que extrañas, es lo mismo que hacer un BBQ en casa o una fiesta Ibicenca. Se hace porque gusta hacerse porque es fácil, entretenido, pero no es un evento, no se puede comparar con un evento de BDSM realizado por profesionales, ni de lejos.

En el mundo profesional no solo hay Dominas, también a gente que trabaja en eventos, en hacer jaulas, en potros de tortura, en fustas, en cañas, en cadenas y cuerdas, en montar locales exclusivos de BDSM, en hacer cursos de shibari o spanking. Es un trabajo y como profesionales cobran por ello, porque saben hacerlo, tienen conocimientos y dedicación, ya que no solo es parte de su vida, es parte de su trabajo.

Una Domina o un Master profesional tiene niveles de experiencia que una persona aficionada al tema, como yo por ejemplo desconoce, el profesional que hace fustas de cuero, goma, látigos o cañas tiene conocimientos de tratar el cuero o la madera, muchos más que la que podrías comprar en un chino  o unos grandes almacenes deportivos, creado en una fábrica en serie y sin control ni experiencia de profesionales.

Una Domina profesional sabe lo tu necesitas y quieres, porque es la que te va a preguntar por ello, además tiene una maestría en el tema y precisamente cobra por ello. Un maestro de Shibari Japonés va a impartir un curso y cobra por ello porque sabe exactamente lo que se hace, porque no solo es parte de su vida, también es parte de su profesión y por esa misma razón cobra.

Un profesional de los eventos fetish y BDSM sabe exactamente lo que tiene que hacer y como hacerlo y por eso organiza eventos donde hay que pagar una cantidad de dinero y procurar que todo esté al gusto de sus clientes, porque es su trabajo y su pasión.

Los profesionales del BDSM, tienen un material, unas instalaciones una ropa que hay que pagar y mantener, los equipos, los potros, las mazmorras, la ropa fetish, todo eso es parte del mundo profesional y es eso lo que ofrecen los profesionales.

Algunos personajes alardean de decir que hacen eventos de BDSM, pero quedar en un bar a tomar cervezas no es un evento de BDSM, no es un fetish weekend, o un Torturegarden.

Hacer una fiestecita de BDSM amateur, en un local sin equipamiento BDSM, en un sórdido polígono, sin etiquetas ni compromisos, no es un evento BDSM, por muy bonito que hagas el cartel y cobres unos euros por la entrada (para gastos). Estos “eventos” en su mayoría suelen estar muy lejos de lo que es el verdadero BDSM e igual de inflados que el ego de los que los organizan.

Puedo citar cientos de ejemplos de ese tipo de “eventos” amateurs y solo recuerdo dos con mucho agrado y sí se salían de lo acostumbrado. Curiosamente no se presentaban como eventos si no como citas o reuniones y una de ellas fue sorprendente, en un lugar interesante, una antigua fábrica de cerámica, en un salón construido por los anfitriones y con material excelente. ¿Pero cuántos de vosotros ha ido a “eventos” y ha tenido que ir hasta una peña de feria o un almacén perdido, en un sitio cutre, y que no estaba ni de lejos preparado para el mundo BDSM?

Reunirse en un sórdido local de swingers (que está diseñado y construido para el intercambio de parejas y no para el BDSM) porque el dueño es amigo de fulanito y meter en ese local a un montón de gente que ni les va ni les viene el mundo swingers, no es un evento fetish, para eso hay gente que tiene locales exclusivos para los amantes del BDSM, que si que están preparados para el BDSM, porque son profesionales.

Se dé un caso particular que al final acudió a una Domina profesional y después de la sesión con la Domina, esta persona le confesó a la Domina que se dio cuenta que más vale una profesional, que sabe lo que se hace y que al final te ahorras dinero, porque mantener cuentas en grupos de facebook a través del tlf, gastando datos, conocer gente en cientos de “eventos “quedar una y mil veces, invitar a la persona que te va a Dominar, enseñarle lo que te gusta, equiparle con ropa que te excita, con fustas, látigos, cadenas, collares, una y otra vez con una infinidad de personas diferentes, es caro, mucho más caro que acudir a una profesional, que te hace rellenar un cuestionario con tus deseos y preferencias, es mucho más barato que el mundo amateur y al final quedarás más satisfecho que nunca.

Además no todo el mundo pude permitirse el lujo de ir a “eventos” de aficionados, no todo el mundo pude vivir libremente el BDSM, ni puede estar en redes sociales ya que viene de un mundo conservador, o de un estilo de vida donde sus gustos serían tratados como oprobio y sería expulsado de la vida que lleva. Esta gente necesita a los profesionales, necesita de su discreción y de su experiencia. ¿Por qué? Porque son profesionales.

Si, profesionales por supuesto, prefiero mil veces el glamuroso mundo de locales bizarros, decorados de burlesque, con velas, cadenas, látex, látigos con sus Dominas y Masters, con sus esclavas y esclavos, gente fetish que organiza con su talento y profesión todo lo que me nos gusta y porque ama este mundo, a sórdidos almacenes donde antes se celebraban bodas y comuniones, donde anodinos personajes van a ver que “pillan”, donde oscuros individuos van a observar, y sus anfitriones son seres deleznables que no son lo que dicen ni saben lo que es el BDSM.

Etiquetas

También puede interesarte...

One thought on “PROFESIONALES, POR SUPUESTO”

  1. sumiservicial dice:

    Todo eso que dices está muy bien pero hay una cuestión que resolver; ¿Cuándo sabemos que estamos delante de una profesional? porque hasta donde mi conocimiento alcanza no hay un carnet de Dómina profesional, ni academias de Dóminas profesionales.
    Yo he conocido a Dóminas profesionales muy buenas en su cometido y he conocido a algunas otras, muy guapas, muy monas pero no tan buenas ni tan preparadas. Aunque lo saben disimular muy bien: un álbum de fotos espectacular, una página web muy bien montada, pero alquilando la mazmorra a otra Dómina porque no dispone de ella, ni de material por supuesto, e incluso las he visto estar con el móvil mientras el pobre sumiso que ha pagado 225 euracos por dos horas le está adorando los pies.
    ¿Tienen éxito? sí, porque son guapas y se venden muy bien, pero de profesional nada. Al punto de preguntarme a mí cómo si sabia o me podia informar de cómo se hacía tal o cual técnica.
    Luego habría que hablar del tema de los tributos o precios por sesión, todas cuestan los mismo en una misma zona, ya sea Madrid por ejemplo ¿no os parece raro? Me consta que cuando una de ellas cobra menos enseguida se ponen las otras a escribirle diciendo que esos precios están fuera de mercado, que si quiere hundirlas etc… No todo es tan bonito como lo describes amigo. Sé muy bien de lo que hablo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Patrocinadores

Vídeos

Encuestas

¿Dominas o te dejas someter?

View Results

Cargando ... Cargando ...