PENSANDO EN EL BDSM

Pensando en el BDMS y mis comienzos como sumisa… disciplinada en la Old Guard o Vieja Escuela, esa que hoy veo apenada, distorsionada, olvidada y perdida por los medios de comunicación y por esa New Wave que se pasa todo por el forro saltando por encima Protocolos y demás.

Esa esencia de la que en mi primera relación, fui consciente que llevaba dentro y pude exteriorizar esa entrega en la que mi felicidad era complacer al Amo y hacerle feliz de la forma que Él quisiera… en la que mi dolor era la demostración de adoración, admiración, veneración e incluso, en algunas relaciones, amor… en las que su protección me hacía fuerte, el trato del “Usted”… esos gestos de ternura, ese dolor proporcionado, esas posturas de recibimiento, entrega, exposición, los deberes, los correctivos, los castigos… la necesidad de ÉL,  la espera… y un sin fin de detalles que ahora se me escapan y que vienen a mi mente por la pura necesidad de volverlas a sentir y vivir.

Hoy en día le doy las gracias a los Amos que he tenido de los cuales siempre tendré una pieza de las que forman este interminable rompecabezas subsanando los trocitos que de mi quedaron en Ellos.

¿Dónde ha quedado todo eso? Me apena que la esencia se pierda… que hoy en día se vea el BDSM como algo liviano donde algun@s lo tomen como un camino fácil para encontrar sexo, donde cualquiera puede adoptar el rol de Dom sin tener constancia de lo que eso conlleva… a veces para descargar sus frustraciones mundanas. No, no me olvido del rol de sum… también l@s hay que no tienen constancia de lo que ello significa y buscan un tipo de sexo diferente… algun@s vulnerables, con baja autoestima, traumas, que necesitan la protección y ayuda de una figura Dominante que les guie y le haga fuerte y no siempre tienen la suerte de caer en buenas manos.

 

_NeFeR_

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “PENSANDO EN EL BDSM”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *