MOMIFICACIÓN HELADA

En estas fechas en que aprieta el calor deseo brindaros una sugerencia para una práctica “muy fresquita”.

La momificación es una práctica muy habitual en nuestro mundo… con plásticos, con cintas aislantes, film transparente de cocina, con escayola…

Pero la momificación da para muchos más juegos si se hace con algunos objetos adicionales colocados entre dos capas de film transparente… vamos a hablar de momificación con hielo.

Normalmente en la momificación el esclav@ pasa calor… jugar con calor/frío puede hacer mucho más sugestiva la momificación y constituir una sorpresa para vuestr@ esclav@ .

Solo son necesarios elementos muy sencillos que se adquieren en cualquier “tienda de chinos” a costos muy reducidos: plásticos grandes (de los que se utilizan para evitar caída de polvo en muebles, por ejemplo) / cintas de film transparente de cocina / cinta adhesiva… y hielo…

El hielo se puede comprar en bolsas, mejor en cubitos pequeños o machacado.

En primer lugar, se debe recordar que el contacto directo con el hielo quema, un rato corto se aguanta bien, pero un rato largo no debe ser directo sobre la piel.

Los plásticos grandes sugiero dos… uno para el suelo dado que se irá poco a poco llenando de agua (el hielo se va fundiendo) y otro para la momificación.

En primer lugar, se momifica con el film transparente de cocina todo el cuerpo, de forma normal… el hielo se pondrá tras esa momificación para que el contacto no sea directo con la piel… según la experiencia y el aguante del esclavo se darán más o menos vueltas de film (cuantas mas capas de film menos efecto el hielo… el frío será mas soportable… sugiero como mínimo 5 ó 6 vueltas).

Es mas fácil, en la primera ocasión, que dejéis las piernas libres, al menos hasta colocar el hielo. Cuando tengáis vuestra criatura momificada con esas primeras capas puede tumbarse… primero boca arriba, vais colocando hielo por su cuerpo que sujetáis con otra capita de film que, a su vez, con cinta adhesiva lo pegáis a las capas anteriores de film… la cinta adhesiva es muy importante porque por una parte permitirá pegar la capa con las anteriores (el hielo no os permitiría esa adherencia) y por otra, si lo hacéis bien, cuando el hielo se vaya fundiendo el agua helada permanecerá como si fueran bolsitas de plástico; otra opción valida es comprar bolsitas de plástico y colocar el hielo dentro unido con las cintas adhesivas a la momificación anterior.

Tras llenar de hielo (la cantidad que consideréis, sugiero que en un primer juego la cantidad no sea muy elevada, ir probando)… uno de los lados del ser que se os entrega hacer que despacio se coloque a cuatro patas (si se mueve brusco se pueden caer las capas pegadas) y, en la espalda en ese momento hacer la misma tarea… ya lo tenéis con hielo adelante y atrás… toca asegurarlo…

Para asegurar la momificación y que no se caigan los hielos con cualquier movimiento, sugiero coloquéis el segundo plástico grande por encima de vuestro esclavito… como si colocarais una sabana sobre su ser para que parezca un fantasma. Hacer un agujero donde tenga la boca para que pueda respirar. Sugiero que para que el lugar donde está el agujero de la boca no se desplace le pidáis morder algo largo (una cuchara, por ejemplo) para que el agujero del aire siga en todo momento sobre su boca (la cuchara sale por fuera del plástico). Con la cinta adhesiva (o con cuerdas si preferís) dar muchas vueltas entorno a vuestro esclavito para unir fuertemente el plástico grande que lo cubre con su cuerpo.

En resumen… el esclavo tiene unas primeras capas de film transparente, tras ello las bolsitas de hielos amarradas con cinta adhesivo, tras ello alguna capa más de film transparente y el plástico grande que unís fuertemente a su cuerpo (ahora si con las piernas incluidas) con cinta o cuerda…

Al efecto de la momificación se unirá el del frío que le provoca el hielo… y el calor que provoca la momificación

A partir de aquí podéis jugar… si se tumba sobre su espalda sentirá más el frío del hielo por la presión que ejerce, también un dolor (no fuerte) por “el bulto” que son los cubitos de hielo… Si le hacéis girar como una salchicha sobre sí mismo… el frío irá pasando de zona delantera a trasera.

Muchos juegos son posibles… calor/frío… Si se queja de frío podéis liberarle ciertas partes, los pechos, por ejemplo, con cuidado con las tijeras para no cortar -recomiendo siempre colocar bolitas blancas de polietileno en los lugares donde se vaya a cortar el plástico como forma de hacer mas fácil el corte sin equivocarnos-… Y en esas partes podéis jugar con cera caliente…

O bien, podéis echar sobre su cuerpo agua caliente (que no queme pero que si se note el calor de forma significativa)… aunque esté lleno de plástico notará el calor del agua que podéis echar sobre su cuerpo… agua caliente, sobre hielo frío…

También podéis con un secador de pelo, enviarle aire caliente por el cuerpo, especialmente por la zona donde se queje más de frío… caliente/frío… el hielo se irá fundiendo… con el hielo medio fundido… agujerear los lugares donde están las bolsas de hielo hace que el agua helada salga poco a poco, mojando toda vuestra bonita momia…

¡Hay muchos juegos posibles para combatir las temperaturas del verano!

Autor: Algol LM

Etiquetas

También puede interesarte...

One thought on “MOMIFICACIÓN HELADA”

  1. Alice dice:

    Difiero un poco con tantas capas de plástico es exultante ver como no es tan soportable en frío, y va quamando poco a poco la piel ya depende mucho del sumiso y @l am@, es más exitante la súplica a este efecto, pero bueno no todo cuerpo se puede marcar como lo hace uno con el alma de un simis@

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *