MI FEMINIZACIÓN

Tenía unos 25 años y al salir del trabajo todas las tardes iba por la calle mirando los escaparates de moda de mujer. Una tarde se me fue el santo al cielo ya había oscurecido y me encontraba frente a un escaparate mirando una falda de tubo… de pronto escuché unas voces que cuchicheaban detrás de mi, me giré levemente y vi a dos travestís hablando entre ellas, pero no llegaba a escuchar el contexto de la conversación…

Una de ellas  me pregunto: “¿nene qué falda te gusta?”

Yo me giré y dije: “¡¡¡yo!!!” Me respondió: “si tú nene, no te hagas el nuevo, que te llevamos observándote muchos días y te pasas la tarde mirando los escaparates de ropa de mujer”.  Me giré por completo y su amiga me dijo: “reconócelo, si se te ve en la cara, estás deseando verte vestida de mujer”. Tuve que agachar la cabeza y con voz temblorosa le dije… “si señora, me encantaría verme una vez vestida de chica” y la otra compañera me preguntó “¿y por qué no lo haces?”,  “porque no lo puedo hacerlo en mi casa”, le respondí,  se miraron entre ellas y una me dio la mano y me dijo: “si quieres vente con nosotras y haz realidad tus sueños”.

Con miedo e indecisión cogí la mano y me fui con ellas a su piso, un lugar muy acogedor, nos sentamos en el salón, Sofía, una de ellas,  me ofreció un refresco mientras que Gloria se ponía cómoda en el salón conmigo. Sofía trajo dos cervezas y una Coca Cola de la cocina y se sentó junto a mi,  “nene tomate la Coca Cola y tranquilizante que estamos entre amigos y en confianza” me dijo, yo cada vez me sentía más tranquila y cómoda con ellas dos.

Gloria se disculpó y me dijo que ahora volvía, se adelantó por el pasillo hacia una habitación, Sofía y yo nos quedamos en el salón hablamos sobre desde cuándo me llamaba la atención la ropa femenina, yo le comentaba que desde hacía mucho tiempo. Sofia me preguntó si me había puesto algo femenino alguna vez, a lo que yo respondí que no, que lo más femenino que me he llegado a poner ha sido un delantal para fregar los platos. Sofía me dijo que eso no valía y que hoy me verá vestida de chica, “¿tienes ganas de verte así?”.  Yo le respondí que si, que era un sueño y que ellas me daban bastante confianza para hacerlo.

Gloria llegó al salón con las manos llenas de ropa y la depositó encima de la mesa, bebió un buche de su cerveza y nos dijo que quedaban unos detalles y salió corriendo por el pasillo, al instante llegó nuevamente y se sentó junto a nosotras y se encendió un cigarrillo, Sofía le preguntó a Gloria qué había traído… Gloria dijo:

– Ya verás, de todas formas vas a estar divina.

-¡Venga ya nene! – dijo Sofía.

-Cariño, el nene ya no va a hacer ahora nene, a partir de ahora será nena y te vamos a llamar Paola- dijo Gloria.

Sentía algo extraño dentro de mí, deseaba verme vestida de chica, Gloria me dijo que me desnudara y así lo hice con mucha timidez.

-Nena, corazón no pasa nada, quédate sin ropa delante de nosotras, somos iguales y somos tus amigas- dijo Sofía.  Me quedé impresionado con la frase que me dijo Sofia: “somos iguales”, no la entendí, pero me empecé a quitarme la ropa y dejarla encima de un taburete, me quedé en calzoncillos, con timidez. Sofia se acercó a la mesa y Gloria hacia mí. Sofia empezó a darle pendas a Gloria, lo primero que me dio fue un tanga de color negro, me lo puse y me quedé mirando como lo iba a colocar, entre risas, me dijo que la tira para el culito, me lo metí. “Colócatelo bien que no se te asome nada por los lados, que esté bien metido la tira en el culo” dijo Sofía.

Gloria se me acercó y me enseñó un turco para no mostrar lo que no se debe ver en esa zona, a continuación me dio un sujetador con relleno, al cogerlo, ufff noté que pesaba un poco. Sofía se dio cuenta y me dijo sonriente, “niña acostúmbrate, porque los pechos pesan algo, y piensa que para estar bella hay que ver las estrellas, sufrir un poco, y los tuyos son de quita y pon, nosotras los llevamos fijos y para siempre, o sea que acostúmbrate si te quieres ver de nena, así que sin mediar más palabra te los pones”.  Gloria me ayudó a ajustarlo y colocarlo bien. Sofía nos paso unos pantys y me senté en el sillón para ponérmelos y… sin querer  mi pene empezó a ponerse erecto… Gloria exclamó:” ¡mira la nena, nos va a salir Puta la tía!”. Sofía dio la vuelta y dijo que hasta aquí podíamos llegar, se acercó a un mueble, abrió un cajón y sacó un saquito de tela y lo dejó encima de la mesa.  Se fue a la cocina y trajo un cuenco con hielo, sin mediar ni una palabra me puso el hielo en mi pene, con lo que empezó a perder erección y a quedarse en tamaño de reposo, a  continuación cogió el saco de tela y sacó una pieza de plástico transparente, era un CB  con un candado.

-Venga Puta, ponte como antes si eres capaz- me dijo Sofía.

Yo pregunté qué me había puesto.

-Nena vas a estar como yo hasta que controles tu erecciones, está muy feo llevar falda y eso duro- respondió Gloria subiendo su falda.

Sofía nos pasó un top de color rojo de manga larga y una minifalda muy ajustada, me lo puse y al sentir la textura de los pantys en mis piernas y falda muy ajustada, empecé a tener otra erección, pero esta vez ufff, con eso de plástico colocado en mis partes… me impedía tenerla y cuanto más quería, más presión hacía ese dispositivo para impedir la erección, tenía un enfrentamiento de sensaciones muy extrañas y apetecibles.

Gloria me dijo que lo mejor que podía hacer era olvidarme de esa parte de mi cuerpo, así lo hice y al momento empecé a no sentir nada ahí, y a sentirme más cómoda con eso puesto, Sofía me sentó ahora en una silla y me dijo que me relajara que estábamos terminando, “toda nena guapa necesita un poco de maquillaje”, empezó a delinear mis ojos y mis labios para pintarlos, también me maquilló la cara  para disimular los rasgos masculinos, me quedé callada y la dejé hacer. Gloria me trajo unos zapatos de tacón medio y una peluca, al terminar el maquillaje me colocó la peluca y los zapatos, me taparon los ojos y me llevaron frente a un espejo ropero, me destaparon los ojos y… vi mi sueño hecho realidad. Ya estaba convertida en Paola.

 

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “MI FEMINIZACIÓN”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Patrocinadores

Encuestas

¿Dominas o te dejas someter?

View Results

Cargando ... Cargando ...