IMPACT PLAY: LÁTIGOS, FLOGGERS Y PALAS, ¡OH DIOS!

¿Te enciende en secreto la idea de ser azotado? ¿Alguna vez has considerado cambiar un poco las cosas con tu pareja? A algunas personas le flaquean las rodillas ante el pensamiento de su ropa interior siendo bajada y de tener una mano firme en sus traseros. Otras se estremecen de placer ante la visión y el tacto de una pala, látigo o flogger. Para unos pocos, los hematomas  son algo al vez excitante y molesto.

La intensidad, el escozor justo después del impacto, y la alarmante sensación que hace que sus corazones se aceleren. Todo esto – desde los azotes a los golpes- están bajo la categoría BDSM y Fetish de los “juegos de impacto”, durante los cuales una persona que ha dado su específico consentimiento es golpeado para su propia gratificación sexual. Generalmente, en este tipo de juegos son usados objetos tales como una pala, fusta, caña o flog, pero golpear con la mano también cuenta, y los golpes normalmente son repetidos.

Ahora, si esto te suena tentador, ¡es genial! Como todas las categorías del BDSM, puede sonar extraño al principio, pero los juegos de impacto – bien hechos – pueden ser una manera muy erótica y divertida de añadirle picante a tu vida sexual. Sin embargo, antes de que te dejes llevar demasiado, es importante saber que  todo el mundo que esté interesado en formar parte en un juego de impacto debe aprender como hacerlo apropiadamente, tener una palabra de seguridad y conocer que cuidados requerirá su pareja después de jugar.

Esto es particularmente importante para ciertos aspectos de los juegos de impacto. Por ejemplo, hay un tipo de aficionados a este juego que disfrutan con los hematomas en tejidos profundos. Y no hay nada malo en ello, pero esta preferencia particular requiere de un cuidado especial y cuidadosas pautas para poder disfrutarlo de manera segura. Reitero, para aquellos  a los que les suba la temperatura ante el pensamiento de este tipo de juegos, la experiencia puede ser arrebatadora y estimulante.

Aquí hay unos cuantos consejos para las parejas que estén interesadas en probarlo:

  • Asegúrate de que tu pareja es alguien con quien tienes una gran confianza antes de considerar este tipo de juego. Si lo es, hablad sobre ello en profundidad de antemano para saber que es lo que os gusta y os disgusta a cada uno y vuestros límites. 
  • Tomaoslo con calma. Incluso si crees que sabes como te va a hacer sentir, no lo sabrás a ciencia cierta hasta que empieces a explorarlo. No puedo enfatizar suficientemente lo importante que es tener abiertas, claras y honestas conversaciones sobre este tipo de juego.
  • Para aquel que tiene el control, asegúrate de que construyes la experiencia lentamente. Calienta su trasero un poco, y después trabájalo con impactos más fuertes. No comiences ni de lejos, usando toda tu fuerza. 
  • Para ambos, escuchaos atentamente y aseguraos de comunicaros antes, durante y después del juego. Buscad una palabra de seguridad de antemano. (Algunos usan los colores de un semáforo como verde para indicar que pueden continuar, amarillo para bajar la intensidad o marcar un tiempo muerto,  rojo para pararlo todo inmediatamente.) Asegúrate de que ambos recordáis las palabras de seguridad y entiende que cualquiera de los dos las puede usar en cualquier momento que lo necesite. 

 

 

Fotografía: Craig White

 

 

Aseguraos de llevarlo a cabo en un ambiente seguro, privado y cómodo. Tened unas expectativas realistas si sois nuevos en esto, y recordad que, como todo, la práctica hace la perfección. Intentad no hacer la experiencia demasiado serio al principio, y no os olvidéis que esta bien desarbolaros y reiros de vosotros mismos.

Para quien lleve el control, practica primero en un cojín del sofá con tu mano o el objeto que tu y tu pareja hayáis elegido antes de usarlo en el cuerpo de tu pareja. Entiende que ciertas áreas del cuerpo son más delicadas y solo pueden ser marcadas con hematomas suaves, es decir que los golpes más fuertes solo deben tener lugar en zonas donde hay muchos músculos o grasa acumuladas. Esto incluye las nalgas, a cada lado de la columna vertebral y en la parte inferior de los hombros. Haz una búsqueda, leed artículos juntos y mirad vídeos instructivos. Después, cuando os sintáis cómodos y seguros, tomaos un tiempo para probarlo.

Explorar vuestra sexualidad y dar rienda suelta a vuestras fantasías ayudará a aligerar la tensión, os dará más seguridad en vosotros mismos, mejorará la comunicación entre vosotros, y liberará elementos bioquímicos saludables en vuestro sistema. ¿Qué más se puede pedir? Así que, ¿por qué no agitar un poco las cosas? Si estás interesado en  esto, habla con tu pareja sobre los juegos de impacto. Nunca se sabe, puede que también este interesada en ello.

Y, si al fina termináis disfrutando de ello, aquí tenéis un consejo profesional del mundo BDSM:No hay nada más dulce que escuchar esas palabras mágicas : “Gracias Mistress, ¿puede darme otra?”

 

Por Sandra Lamorgese 8 de febrero 2016 Blog 0 comentarios.
Fotógrafo: Lori Kaye

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “IMPACT PLAY: LÁTIGOS, FLOGGERS Y PALAS, ¡OH DIOS!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Patrocinadores

Encuestas

¿Dominas o te dejas someter?

View Results

Cargando ... Cargando ...