HALLAR A UNA DÓMINA

De modo que has llegado a la inescapable conclusión de que eres un sumiso. ¿Qué vas a hacer? ¿Qué clase de Dómina es la que puede irte mejor? Y, una vez que hayas decidido qué clase de Dómina andas buscando: estricta o sensual, o quizá una mezcla de ambas, ¿Cómo encuentras a una Dómina así? Puedes ir al listín telefónico, buscar por orden alfabético y mirar las Dóminas que hay en la “D”? Por desgracia no puedes. Tal vez puedas hallar una Dómina, Mistress, Ama o FemDom en alguna página de Internet de esas que ofrecen contactos BDSM, o en algún club local. Pero, desafortunadamente, las posibilidades de hallar a una Dómina por tales vías decrecen drásticamente cuando se pasa de las grandes ciudades a las pequeñas, y aún es peor si hablamos de pueblos. Así pues, ¿qué vas a hacer, sumiso? ¿Cómo puedes saber, para empezar y sobre todo, donde hallar su Dómina soñada? Y no hablemos ya de cómo va a saber con qué tipo de Dómina vas a disfrutar. Lo dicho, si eres hábil manejando Internet, puedes tratar de buscar una Dómina online. Aunque primero debes de comprender cuales son las distinciones existentes entre las Dóminas.

¿Quién es mi Dómina adecuada?

Hay algunas categorías de Dóminas que debes de comprender antes de embarcarte en la búsqueda de esa mujer Dominante especial que puede ayudarte a quitarte esa espinita sumisa que tienes clavada. Las profesionales son Dóminas que, o bien tienen su propio estudio de trabajo, normalmente llamado calabozo, o que irán a tu localización (domicilio u hotel) para una sesión. Para conseguir disfrutar de los servicios de una Dómina profesional, debes de estar dispuesto a abonarle su tarifa, que acostumbra a ser por hora y varía según la valoración de la profesional (y piensa que si la tarifa es muy baja, probablemente no sea una auténtica profesional, sino una prostituta que ofrece servicios generalmente de muy escasa calidad y apenas si tiene el instrumental adecuado). Si puedes permitirte la opción de una auténtica profesional, podrás hacer realidad casi cualquier fantasía de sumiso que tengas, y si acudes a su calabozo, la podrás llevar a cabo en un lugar maravillosamente preparado. El precio será caro pero lo que te dan merece la pena… siempre que, ya se ha dicho, puedas pagarlo.

La siguiente clase de Dómina a considerar es la profesional que ofrece sus servicios online o por teléfono. No es muy probable que tales Dóminas se vean contigo en persona, pero si que realizan sesiones de rol como Dóminas, jugando  al BDSM contigo, ya sea por teléfono, o en tu ordenador (con la posibilidad de veros). Es una alternativa de Dominación profesional mucho más económica, ya que las tarifas (en general por minuto) de la Dominación telefónica u online son relativamente bajas.

Naturalmente, las Dóminas amateurs (también llamadas de estilo de vida) son la opción menos onerosa… pero también son las más difíciles de hallar. Las Dóminas amateurs son mujeres que, en su tiempo libre, disfrutan dominando, y que no lo hacen por motivos económicos sino por su propio placer. Y, a menudo, lo hacen con tal entusiasmo que son muy buscadas por los sumisos en los ambientes BDSM. Pero lo normal es que tales Dóminas amateurs solamente dominen a los sumisos de su círculo de amistades y sus conocidos de algún club o ambiente BDSM que frecuenten. Realmente, te puede costar mucho hallar a una de estas Dóminas, piensa que en los Estados Unidos (en donde el BDSM está muy difundido, muchísimo más que en España) se cree que, por lo menos, los sumisos cuadriplican al número de Dóminas amateurs.

También has de tener en cuenta que en las Dóminas existe una distinción entre las estrictas y las sensuales. Las Dóminas estrictas, disfrutan con los juegos BDSM extremos. Por ejemplo, una Dómina sensual puede utilizar la negación del orgasmo como una herramienta para dominar y magnificar el placer sexual, con una gran posibilidad de que al final consienta el orgasmo. En cambio, cuando una Dómina estricta practica la negación del orgasmo, lo más probable es que no permita casi ninguna (o ninguna en absoluto) opción de orgasmo. Y otra distinción entre unas y otras Dóminas es que  la mayoría de las estrictas están por las variantes físicas y en general dolorosas del BDSM, mientras que las sensuales utilizan lo que se llaman “juegos mentales”·, así como la dominación y los juegos suaves. Sin embargo hay que tener en cuenta que algunas Dóminas disfrutan siendo algo estrictas y algo sensuales, prefiriendo mantener un ambiente de mucho misterio e intriga en sus sesiones.

¿Cómo puedo saber cuál es la Dómina adecuada para mí?       

Como en cualquier relación es crucial el hacer muchas preguntas. Y lo más probable es que tu Dómina o Ama potencial también te haga muchas preguntas a ti. De hecho, puede que estés embargado por la emoción y alegría de la perspectiva de finalmente poder jugar con tu nueva Dómina, y descubras que, por uno u otro motivo, ella haya decidido que no eres el sumiso adecuado para ella. Una buena pregunta a hacer a tu Dómina potencial es si tiene algún límite,  si hay algún tipo de fetiche o de juego BDSM con el que no disfrute. Naturalmente, ella querrá saber lo mismo de ti. Para hacer que una relación (sea BSDM o no) funcione es esencial el mantener abiertos los canales de comunicación y, claro está, estar dispuesto a llegar a compromisos. Y, finalmente, tienes que ser muy flexible respecto al aspecto y comportamiento de tu Dómina de los sueños. Si crees que solamente puedes someterte a una escultural belleza rubia, alta y de ojos azules, que sea Dómina las veinticuatro horas del día, lo más posible es que la estés buscando durante mucho,  mucho, mucho tiempo…

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “HALLAR A UNA DÓMINA”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Patrocinadores

Encuestas

¿Dominas o te dejas someter?

View Results

Cargando ... Cargando ...