HACE AÑOS LE COLOCASTE EL COLLAR

Mira a sus ojos, observa cómo te implora con la mirada, aprecia como en la atención que muestra su retina plasma su fidelidad y admiración hacia tu ser.

Hace ya varios años le colocaste por primera vez el collar; desde entonces lo sientes tuyo, desde entonces lo tienes a tu lado.

Sumiso bajo tu poder, en ocasiones permanece durante horas a tus pies, siente un privilegio encontrarse en ese lugar, despierto en ocasiones, medio dormido en otras, pero siempre a tus pies; mientras tu lees, miras la televisión o tomas un café con otras amistades. A veces, algunas veces, dejas que lama tus pies, algo que sin duda le vincula a tu ser.

Cada vez que llegas muestra su alegría, profunda alegría que expresa de diversos modos. Siempre se adelanta a saludarte, intuye cuando te aproximas.

No te exige nada, tal vez a veces atención –pero solo te lo pide por sus actos y mirada, jamás con la palabra-, a veces sientes que suplica muestras de afecto, tu decides cuales, aunque solo sea una palmada, unas palabras, unas sonrisas, o un rato de esos juegos que compartís. Bien sabe que eres su Diosa, asume que el sexo lo tendrás con tus parejas a las que acepta y complace también si tu así lo deseas, jamás tendrías sexo con él, no es eso lo que esperas de ese ser sumiso, no es eso lo que de ti puede esperar.-Acepta tus juegos, le encanta que juegues con él, a veces lo atas, en ocasiones lo has vestido con ropas extrañas que le hacen parecer una mujer, le encanta olerte y sentir tu presencia.

Te siente superior, muestra claramente su inferioridad considerándote “su Diosa”, “su Ama”, “su dueña”.

Inferior, pero dispuesto a todo por ti, no dudas de que te defendería si se presentara la ocasión. Es inferior, pero te brinda compañía, sincera compañía.

Es increíble como él, mas que nadie a veces, nada mas verte, sabe de qué humor te encuentras, adivina cuando te siente triste. Tantas veces supo darte compañía sin molestar, solo mostrando que se encuentra junto a ti, a tu lado, para lo que de él necesites. Bien sabes que puedes contar con él, bien sabes que no te fallara, lo quieres un montón a pesar de las diferencia que os separan.

Hace ya varios años que le colocaste por primera vez el collar, nunca te ha fallado, siempre te ha brindado su entrega.

Puede que se llame Cleo, Luna, Toby, o Laika, ¿tal vez Canela? ¿Chispa?

Tal vez es un Pinstcher, un Doberman, Collie, o un caniche, tal vez un Labrador… grandes y pequeños, de muchos colores, siempre peludos… siempre con esa mirada que muestra su profundo afecto por sus Am@s .

No existe animal que mas se identifique con los esclavos al perro… tu esclavo y tu perro deben compartir muchas pautas de carácter.

A tu esclavo, al igual que a tu perro, hace ya mucho tiempo le colocaste el collar por primera vez

Tu esclavo, al igual que tu perro, expresa en su mirada entrega, admiración, potente vinculación afectiva.

Tantos tipos de esclavos diferentes, como tantos perros distintos. Una buena Ama debe saber educar cada raza, debe saber llevar cada tipo de perro… tantos diferentes!

¿Con que perro te identificarías tu como esclavo? ¿Cuál de ellos sería tu esclavo ideal?

 

Autor: Algol LM

 

 

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “HACE AÑOS LE COLOCASTE EL COLLAR”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *