28
Ago
Taller de autosuspensión para todos los cuerpos – “Con Glü Wür y Proa Proeza”
14:00 a 18:00
28-08-16

13876518_550140001839824_6664658159465918508_n

¿Te interesan las cuerdas? ¿Desafiar a la gravedad? ¿Te atraen las suspensiones pero no tienes quien te suspenda? ¿Crees que tu cuerpo no puede ser suspendido? ¿Te gusta poner a tu cuerpo al límite? ¿Vivir experiencias meditativas intensas?

La autosuspensión con cuerdas es una herramienta que se utiliza para muy diversos fines como pueden ser la performance, meditación, ejercicio corporal, acrobacias, reivindicación política… En este taller queremos romper con el parejocentrismo, con los mitos de que existen cuerpos que no pueden ser atados ni suspendidos y planeamos una tarde de “Háztelo tu mismo” para que puedas explorar las posibilidades de tu cuerpo en el aire a través de distintas dinámicas.

Es un taller pensado para todos los niveles, aunque la materia que va a ser impartida tenga sus raíces en técnicas de shibari, no es necesario conocer éstas para participar y hacer autosuspensiones con seguridad.

Si quieres apuntarte, envíanos un correo a espaciokinbakumadrid@gmail.com

Glü Wür es una artista chilena que reside actualmente en Barcelona, practicante de circo desde 2009. A partir de 2013 toma contacto con el shibari, primero como modelo donde aprendió lo básico para poder autosuspenderse. Empieza a mezclar ambas técnicas en sus performances, buscando poder expresar su sexualidad fuera de los cánones pre establecidos. Autotortura, amorfismo, no identidad… conceptos que tratan de representar el consumo, la explotación de los recursos naturales, la desigualdad entre los seres humanos.

“El entrenamiento y exploración con las cuerdas me ha acercado a muchas personas, conectando de una forma distinta a lo que las personas imaginan del bondage. Para mí es un arte muy sensual, más que sexual, la comunicación emocional no verbal que entrega la cuerda.”

Su trabajo se ha visto en Barcelona, Valencia, Cádiz, Madrid, Londres, San Francisco y Chile.

Proa Proeza es atadora. Parte activa de la comunidad de cuerdas de Madrid desde 2013, su primera aproximación al shibari fue como modelo. En 2014 años se puso al otro lado de las cuerdas, convirtiéndose en una atadora enérgica y emocional con un fuerte interés en el kinbaku y la tradición japonesa, los cuales estudia de forma casi exclusiva bajo la tutela de Yukinaga Max y Tina, del Copenhagen Shibari Dojo.

Durante su etapa como modelo, las suspensiones nunca fueron una opción para ella bajo la excusa de que era demasiado pesada y voluminosa. Al ponerse al otro lado de las cuerdas y entender las mismas, consiguió autosuspenderse mediante ensayo, error, sudor y algo de creatividad. Para ella el autosuspenderse es un acto político, al procurar imágenes que rompen con el imaginario de normatividad corporal existente en el mundo de las cuerdas.

Vestimenta: Ropa que permita libertad de movimientos

Información y reservas: espaciokinbakumadrid@gmail.com