ENTREVISTA A MISTRESS ANDROMEDAX “Soy una Dómina Sádica”

La vida te da sorpresas  y sorpresas te da la vida… Mi encuentro con Mistress AndromedaX  es uno de esos gratísimos encuentros, nos conocíamos de pasada. Ella en aquel entonces era camarera en el mítico y ya desaparecido Rosas 5, Kurt Fisher creador del mismo era su jefe, desde el más allá es quien seguramente , nos ha hecho reencontrarnos jajaja.
Para rizar  el rizo, aparece en escena Tentesion, fotógrafo y también nuestro colaborador en el Magazine, quien se alegró mucho de nuestro reencuentro y en esta entrevista dejamos constancia de la sesión de fotos recientemente realizada a tan espectacular mujer, con la cabeza muy bien amueblada, y  que, con su látex resplandeciente, las criaturas se ven diminutas desde sus taconazos de vértigo.

¿Cuántos años lleva en el BDSM?

Desde temprana edad me atrajo mucho el mundo del BDSM. Recuerdo que cuando cumplí los 18 años lo primero que hice fue cruzar la puerta de kitsh Sex Shop en la calle Muntaner 17 y conocer a su gran anfitriona Adeline, con la cual mantengo una amistad especial, desde hace 30 años.

Empecé a enamorarme, de todo tipo de juguetes y oufits en PVC que por su brillo me encantaban, había pocas piezas por aquel entonces, pero el negro brillante me atrapaba.

Desconocía el látex para vestir.

Fustas, floggers, arneses, todo lo que veía más utilizado en el Bdsm era un fetish para mi.

Recuerdo comprar mi primer strapon a los 21 años, que tuve que modificar con un dildo realistic para sentir que me quedaba perfecto y con el tamaño apropiado.

Le rebané el dildo que venía incorporado tal cual con un cuchillo,  y me las ingenié para poder acoplar el que más me hacía sentirme identificada, ¡me quedó un falo justiciero fantástico!

Mis practicas sexuales desde muy joven siempre han tenido tendencia a no ser un sexo convencional, así que desde entonces empecé a experimentar sin tener claro cual era mi juego de rol preferido.

Me sentía sumisa, pero no me quedaba claro ya que en muchas cosas siempre he sido dominante, líder y de carácter fuerte.

También jugaba a cambiar de rol con ciertas parejas para encontrar mi lugar.

Verdaderamente no era algo que me preocupara, de por sí, siempre me ha gustado experimentar sin colgar etiquetas a mis propias prácticas en aquellos años.

Mi infancia hasta los 9 años, que por suerte fui adoptada, tampoco ayudó mucho, ya que fueron muchos años de malos tratos y humillación que, claramente, me conducían a sentir que era sumisa.

¿Cómo fueron sus comienzos?

En 1995 empecé una relación bastante difícil con una persona muy tóxica de la que me enamoré perdidamente. Yo lo veía como un Dios, en cualquier cosa sentía que era superior a mi y que mi modo de ser o expresarme eran incorrectos y debía mejorar o cambiar porque no estaban bien.

Experimentamos ambos juegos de rol. D/s, digamos que al principio éramos una pareja Swich. Pero con los años me convertí en su sumisa 24/7 dominada mentalmente, y no voluntaria o placenteramente.

En aquellos años, yo tenía 25, empecé a trabajar de bailarina erótica estando con él, necesitaba el dinero y empecé a actuar en Eros Center con Chiqui Martí como encargada de las chicas y del local. Le ofrecí hacer un espectáculo algo diferente a las demás compañeras.

Con un look de Mistress, músicas más estridentes,  como Marilyn Manson, Nin Inch Nails o Rammstein, y jugar con látigo, fusta u otros juguetes,  porque yo no sabía hacer Pole Dance, pero si hacer otras muchas cosas que me pasaban por la imaginación en pista. El espectáculo funcionó y trabajé en ese local un año aproximadamente.

Una noche en Eros Center conocí al Señor Federico, o Freddy de Alemania, un sumiso maravilloso y al que muchas personas conocisteis, Monique, Kurt, Tentesion. Y cuando me conoció le encanté, venía expresamente a jugar un rato a última hora de la noche cuando los otros locales cerraban mientras nos miraban las compañeras y nos invitaba a Moet Chandon.

Me sentía como una Diosa.

Vivía en mi casa un calvario emocional, pero durante las noches disfrutaba con mi trabajo, me sentía libre y poderosa, y un sumiso real venía solo por mi, no me lo podía creer, no obstante al volver a la realidad que vivía día a día, no tenía fortaleza para afrontar la situación y renunciar a aquel martirio.

Me vi inmersa en una relación con alguien que me anuló poco a poco, lenta y dolorosamente, hasta que caí en una gran depresión, medicada todo el día, 40 kg de peso de más hasta llegar al punto de no importarme nada mi vida ni la de los que me rodeaban.

Fueron casi 8 años de malos tratos psicológicos, nunca físicos, pero si me conducían a la autolesión, hasta que un día, tuve el valor de echarlo de mi vida, vender 4 cosas, dejar mi lugar de confort, mi familia, y huir de Barcelona para así evitar reencuentros, y psiquiatras que me pudieran medicar.

Pasados 3 años en México, ya que una amiga tenía muy claro que quería vivir allí cuando me separé, fue un destino inmediato que sin pensar tomo para no estar más cerca de él. Viví muchas cosas, fue muy difícil todo en lo personal, en lo laboral e incluso en lo humano, pero aprendí lo que NO quiero mas en mi vida.

El Club Rosas 5, con su gran anfitrión Kurt, es un espacio que llevaba tiempo ojeando por internet en la distancia, entre otras páginas de Bdsm.

Yo estaba lista para volver a mi ciudad natal, y me propuse vivir el Bdsm más de cerca.

Cuando llegué  de México, en 2006, a los dos meses fui a conocer a Kurt Fisher y su elegante y oscura mazmorra y le pedí trabajo como camarera.

También hablamos un poco de por qué quería trabajar allí, y simplemente le dije que quería vivir el Bdsm de cerca, y que mejor que desde detrás de esa barra fantástica que tantas sensaciones me hizo sentir, pensar, vivir y disfrutar.

Yo tenía prohibido salir con cualquier cliente del establecimiento, así que esta situación me apetecía mucho, porque era como ver, oír y callar. Y en Rosas 5 esa oportunidad para mi fue maravillosa y ante el desconocimiento esta norma me evitó de ser imprudente y nunca practicar Bdsm con cualquier persona.

Empecé a descubrir que la sumisión no era lo mío.

Allí a los pocos días vi por primera vez a Lady Monique De Nemours, me la presentó Kurt y quedé fascinada viendo su porte mientras subía las escaleras.

La vi tal vez sólo aquel día, pero siempre era nombrada por su gran amigo Kurt y otras personas en Rosas 5, como no.

Hablaba con muchas personas interesantes, de aquí y de otros países.

Hablaba con Mistress y esclavos, Amos y sumisas, y mucha gente que vivía el Bdsm real. Fue un año de crecimiento personal que no olvidaré nunca. Pasé 3 años sin ninguna pareja después de mi viaje a México. Decidí no dejar entrar a nadie más en mi vida.

Cuando menos lo esperé, apareció mi marido, una persona 12 años más joven que yo, que veía a esa Mistress que soy con su corta edad por entonces, 23 años y yo 35.

Yo intentaba que pasara de mí mostrándome como soy, diciéndole que no aguantaría después de 3 polvos mi modo de ser, de pensar, de hacer y de sentir. Que estaba muy perjudicada ya por los hombres, por la vida, y que lo que quedaba de mi era solo para mi, porque no me veía capaz de dar.

A él estas situaciones de 4 gritos enfadada, intentando no dejarle entrar en mi vida, le producen excitación, y sonriente me decía que era mi  fan desde hacía varios años, “a mi me gustas así, y por cierto me la pones dura” tocándose. Yo me cabreaba y le prohibía estar en la misma habitación conmigo, pero no sabía decirle que se fuera de casa. Jajaja! Había una atracción fatal. En el fondo me gustaba lo que sentía, pero lo quería evitar a toda costa.

Un día me sorprendió con un kit de medical para hacer perforaciones, y después de unas copas de vino me preguntó si le podía anillar los pezones y los huevos.

¡¡¡No me lo podía creer!!!

Le llamé loco y de todo, nunca había hecho ninguno, pero quedaron los 5 perfectos, ni siquiera una gotita de sangre, y eso más todo lo que iba aconteciendo a su lado, era poderío, era lo que necesitaba sentir, es mi lugar.

A partir de ahí, cada día ha realzado más mi personalidad como mujer, como Diosa, para que la sacara toda y la disfrutara como tal.

A partir de ahí, jugamos frecuentemente, estamos en contacto con personas de gustos afines y tenemos nuestros juegos de mazmorra privados, nuestros sumisos/amantes y disfrutamos de la vida.

Vamos a eventos en Berlín, y sobre todo en todo momento me siento yo, y me siento libre.

¿Qué es lo que más le motivó a dedicarse de manera profesional?

Principalmente  sentirme yo misma, sentirme realizada como la Diosa que soy. Utilizar la sabiduría que me han dado los años de experiencias personales.

Soy Dominatrix porque tengo el poder de asumir la situación, de tratar a mis sumisos con respeto y comprensión, y no juzgarlos por sus fantasías. Tengo la percepción de descubrir lo que esconden en sus mentes, encender su fuego, e impartir lo que necesitan. Y sobre todo tengo esa capacidad, porque sé lo que siente y desea el sumiso ya que algún día, yo también lo fui.

¿Cuántas criaturas tiene?

Una de propiedad, Mi marido,  aún estoy montando mi cuadra, con cinco postulantes, el tiempo y su comportamiento lo dirá.

¿Cómo contacta con ellos?

Me anuncio en las redes sociales como Twitter, Fetlife, Subspace, Bdsm Spain y en el magazine Bdsm Hoy desde hace algunos días. A través de correo electrónico preferiblemente.

¿Tiene un cuestionario especial o les hace pasar alguna prueba?

Por supuesto. Si la presentación por parte del esclavo es correcta, clara y sincera, les envío un cuestionario que están obligados a contestar debidamente si quieren una sesión conmigo, para saber sus preferencias, límites fantasías y otros detalles. También indico mis límites, el tributo que exijo y modo de sesionar.

¿Cómo cree que será el panorama BDSM después de la Covid 19?

Creo que la gente esta más animada,  deberíamos de trabajar más las Mistress después de tantas normas, encierre, prohibiciones, y demás. Una Diosa que te ordene o humille por placer personal es más apetecible ¿no? Jajaja!

¿Cómo veía el panorama BDSM antes de la pandemia?

Un poco estancado a nivel locales, fiestas…

¿Qué disciplina le gusta más?

Soy una Dómina sádica.

 

 

 

 

¿24/7?

En mi vida profesional, tanto en nuestro salón de peluquería Hair Palace donde soy la Ceo Shop Manager como en mi profesión de Mistress, estoy en contacto mayoritariamente con el Bdsm.

En nuestro salón de estética palaciega y muy fetish, donde vendo también oufits en pvc de la diseñadora Berlinense Tatjana Warnecke, más nuestra imagen, no falta la gente curiosa que se siente cómoda hablando o preguntando sobre el fetish o Bdsm. Y por supuesto mantenemos largas charlas con quien lo desee durante el servicio.

Desde 50 Sombras de Grey, película que no he visto más de 25 min, me quedo con lo visto de la vieja escuela, se ha disparado mucho la curiosidad y también la confusión en muchas personas sobre lo que es el BDSM real, y con gusto aclaramos o comentamos al respecto.

Y como Mistress dedico también mucho tiempo a las redes, preparar mis sesiones, no todos los esclavos sesionan con la misma música, look por mi parte atmósferas ni prácticas por supuesto, me gusta dedicar mi tiempo a imaginar lo que voy a impartirles cuando estén bajo mi poder.

Me documento todo lo que puedo todos los días para seguir creciendo y destacar, y obviamente como somos psicólogas tener mucha paciencia con los correos y mensajes que recibes, los que descartas automáticamente y a los que sí merecen tu atención.

En mi relación de matrimonio, no vivo un juego de rol D/s 24/7. Él es mi esclavo y yo su Mistress hace 13 años, incluso nuestro anillo de compromiso fue el anillo de O y le hice casarnos con falda, si no no me casaba.

Pero también disfrutamos del sexo vainilla, y ya que es un sumiso Brat se me acabaría la paciencia definitivamente 24/7 jajaja!

Aunque cabe mencionar que si hay un poquito de tiempo el flogger se hace sonar de vez en cuando en los momentos que menos se lo espera.

 

 

Azote de preguntas

 

¿Fetiche  Preferido? Látex.       

¿Color Preferido? Negro.

¿Comida preferida? Los frutos del mar con un buen vino blanco.

Si le regalaran flores… Rosas rojas, amo las rosas llevo 7 tatuadas.

Una prenda que no pueda faltar: Leggins ajustado y botas.

¿Lo que más detesta? Las mentiras.

¿Qué no haría bajo ningún concepto? Ser hipócrita.

¿Lo que Ama? A mi cada día un poco más, y con ello amo a todos los que están siempre cerca y apoyándome para seguir creciendo.

¿Una Palabra que la defina? Personalidad y elegancia.

¿Un bonito recuerdo? La primera vez que gané 100.000 pesetas haciendo de doble de Madonna con 16 años en un local de ambiente que se llamaba El Convento.

¿El  Amor de su vida? Mi padre.

¿Cómo se ve de Mayor? Como Jessica Lange, experimentada, atractiva y poderosa.

Frase o lema personal: Hay tantas…  Amor con amor se paga.

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “ENTREVISTA A MISTRESS ANDROMEDAX “Soy una Dómina Sádica””

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.