EL ENCUENTRO

Todo empezó viendo en Twitter una falta de respeto muy grave hacía la que ahora es mi Ama, Lady Brishen. Así que me decidí a pedirle una sesión. Busqué por internet información de Lady Brishen, apenas encontré nada. Pensé entonces que Lady Brishen no se dedicaba al BDSM de una forma profesional, por lo que decidí escribirle un mensaje a través del Twitter:

– Buenos días Señora, soy esclavo David
– Me pongo en contacto con usted porque el otro día vi una falta de respeto hacia su persona y quisiera pedirle una sesión.
– No he encontrado nada por internet sobre usted, podría informarme?
– ¿Con que Dómina profesional has tenido sesión?
– Bueno Señora, hace tiempo que no tengo ninguna sesión, dejé de lado el BDSM por temas personales. Indicarle eso sí que hace mucho, a principios de siglo, realicé mi mejor sesión hasta ahora con Lady Monique de Nemours.
– ¡Lady Monique es mi amiga!
– Perfecto Señora.
– El viernes 24 de mayo quedamos para tomar un café y hablar.
– Genial Señora, allí estaré.

Durante los días antes del encuentro estuve algo nervioso, ¿Qué opinará de mi? ¿Qué tal Ama será?, me hice todas las preguntas que suelen surgir en estos casos.

Estando en un centro comercial, antes del encuentro, vi un collar con una llave. Lo adquirí, pensé que le gustaría el detalle a Lady Brishen.

Viernes, 24 de mayo de 2019
Llovía, no en vano Brishen significa nacido durante la lluvia.
Tomamos asiento y hablamos.

– Estaba a punto de dejar el BDSM, pero daré una oportunidad a esta entrevista. Soy una Dómina sádica y me gustan los esclavos.
– Yo busco Ama, Señora. No soy masoquista, pero jamás tendré un no.

Tras una amigable conversación, Lady Brishen me aceptó como su esclavo. Al llegar a casa, me tumbé y se me puso la piel de gallina al pensar que por fin lo había conseguido, tenía ¡Dueña!

Estuve más contento que unas castañuelas, muy feliz. Todo por aquello por lo que había luchado se hizo realidad, no cabía dentro de mi mismo.

Allí empecé a querer a mi Ama, y no he dejado de quererla mi Dueña. Si, la quiero. No sé si está bien o mal que un esclavo quiera a su Dueña, pero así me sentí y así me siento. Haría cualquier cosa por usted, mi Dueña. Jamás tendré un no.

Lunes 27 mayo 2019, obtengo mi certificado de esclavo.

 

Miércoles 31 julio 2019, obtengo la marca de mi Dueña en forma de tattoo.

 

 

 

Sábado 27 junio 2020, se me impone el collar de esclavo.

 

 

 

Muchas gracias mi Dueña y Señora por todo este tiempo junto a usted.
Realmente me siento su esclavo, su propiedad. Realmente nací el 24-05-2019

Siempre a los pies y servicio de mi Dueña y Señora
su esclavo y propiedad de por vida

ziri de Lady Brishen

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “EL ENCUENTRO”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Patrocinadores

Encuestas

¿Dominas o te dejas someter?

View Results

Cargando ... Cargando ...