EL CASTIGO DEL AGUA FRÍA

Cuando me preguntan cuál ha sido de los castigos más crueles que he aplicado me pongo a pensar en las marcas con calor las pinzas en los pezones e incluso la electrificación, pero en realidad solo son castigos sádicos creo, que la crueldad varía de persona a persona y el CASTIGO DE AGUA FRÍA fue una crueldad dolorosa para valeria sin aplicar los métodos convencionales de aplicar dolor.

Estábamos en mi apartamento yo llegué antes y esperé a que ella llegara de la oficina, aun con su ropa de trabajo hicimos algo de juego previo para calentar la situación, ese día le ordené llevarse tacones altos para trabajar, ella no estaba muy acostumbrada, y no le di tiempo a recuperarse llegando a la casa. Comencé por desnudarla quité de ella toda la ropa excepto los zapatos de tacón y posteriormente sobre su cuerpo desnudo puse su blusa y la abotoné como si fuera a volver a salir, puse su correa en el cuello los arneses en los tobillos y la esposé con las manos a la espalda, para finalizar coloqué un ring gag para mantener su boca abierta todo el tiempo que durase el castigo. Lista de esta manera la llevé al baño, específicamente a la ducha, até la parte frontal del collar a los tobillos haciendo que se inclinase hacia al frente en una posición incómoda la frente estaba casi a la altura de las rodillas, para aumentar el grado até un cabo a las esposas y estiré haciendo que sus brazos quedaran hacia atrás elevados por su espalda haciendo tensión, esa posición hacía que su cuerpo se mantuviera completamente rígido y tensionado, pero aún faltaba la parte principal del castigo, el cual constaba de 2 partes, una dolorosa y otra humillante.

Para la parte dolorosa, abrí la llave de la ducha de manera que de solo goteara y cayera directamente sobre su espalda, sobre la blusa que traía puesta, para la parte humillante deje un plato de plástico directamente bajo su rostro para colectar toda la saliva que caía de su boca, vendé sus ojos y aparenté dejarla sola aunque no me iba a perder el espectáculo de verla ahí mientras sufría.

A los 10 minutos no podía dejar de quejarse y buscar alivio retorciendo sus pies, el plato ya tenía una gran cantidad de saliva y la blusa estaba totalmente mojada, el experimento estaba surtiendo efecto, sacaba su lengua tratando de contener la saliva y su piel se erizaba por el frío del agua que escurría por sus pechos hasta las piernas y goteaba sobre sus pies adoloridos y ahora maltratados por el frío del agua. A los 15 minutos tenía tensas las piernas producto del entumecimiento y de los calambres, eran similares a las piernas de una yegua, fibrosas y tensas, sus brazos estaban igual tensos y el acero de las esposas se encajaba en sus muñecas. Por el frío comenzó a congestionarse por lo cual salía flujo también de su nariz que se combinaba con el de su boca mientras ella lo empujaba hacia afuera con la lengua.

El cuadro era magnífico, las rodillas se le doblaban y tensaban tratando de buscar una posición cómoda sin éxito, se que es trillado pero estaba totalmente húmeda del sexo, sabía que era el momento indicado para terminar el castigo así que tomé el plato del suelo y sin previo se lo lancé a la cara, inmediatamente después le di 2 bofetadas, claro la sorpresa de saber que estaba ahí causó impacto y comenzó a gemir, me acerque y le dije que debía ladrar en esa posición, que ladrara todo el tiempo que fuera necesario y tan fuerte como pudiera hasta que a mi me diera pena con los vecinos y fuera a liberarla. Ella odiaba ladrar y de verdad lo hacía muy mal, pero en cuanto quité la mordaza comenzó a ladrar tan seguido y tan fuerte que no me dio oportunidad a que diera más de 10 ladridos, tuve que soltarla rápido… por supuesto el after care tuvo que ser igual de complicado, la desaté y ella no podía moverse así que la llevé a la cama, la limpié, preparé un baño caliente, té y un masaje con aceites para que recobrara la movilidad, al día siguiente despertó tan relajada como si hubiese dormido todo el día… !!

Fue la única vez que apliqué este castigo, pero estoy pensando seriamente retomarlo en algún futuro cercano…

 

Relato hallado en Internet.

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “EL CASTIGO DEL AGUA FRÍA”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *