Últimas entradas

Contacta con nosotros

Síguenos en las redes

¿DOMINACIÓN O SUMISIÓN?

Hay personas que tienen ambas partes activas, es realmente admirable como los Switchs pueden adquirir ambos roles.

Yo lo intenté en mi intimidad y lo sigo intentando en mi trabajo, llegando a la conclusión de que no tengo una parte Dominante activa dentro del dormitorio. El peso del control es algo que tengo a diario creado por mi propio carácter, pero cuando estas compartiendo un momento íntimo con tu pareja el seguirlo manteniendo es duro. Es cierto que, en cierta forma, la persona que lo tiene es la sumisa ya que ella dictamina donde están los límites y a algunas les cuesta cederlo, como me pasa a mí. Pero es algo que necesitas, el despejar tu mente y dejar que alguien tome las riendas, te cuide y te guíe.

Traté de sacar mi parte Dominante una vez en el dormitorio con mi pareja, no supe cómo actuar, ni funcionó por ambas partes. Recientemente hice esta sesión fotográfica donde se recreó también la Femdom y si, salió bien, pero no estaba echo para mí. El no saber que hacer, la incomodidad, los gestos y expresiones forzadas, fue simplemente demasiado.

Quizás al no sentir una conexión tan profunda con tal persona o el echo de que realmente no he sido instruida en esa rama del BDSM hizo que saliera como tal, aunque honestamente y realmente creo que el verdadero fallo es hacer algo que no se siente.

Quizá me sorprenda y si que tenga un lado de Misstress en mi, pero por ahora la única conclusión que saco es esta: que la Femdom no es para mi y que realmente admiro y venero a las mujeres que lo practican.

Nunca te fuerces a hacer algo que no sientas, pero tampoco dejes de experimentar y de explotar tu potencial, en ocasiones te das cuenta de que hay cosas que no están hechas para ti y en otras te puedes sorprender y descubrir encontrando lo que realmente eres o necesitas en tu vida.

 

Autora y modelo:Sara Schmitt/Walküre

Publicar un comentario

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.