¿DEBERÍA DISCULPARSE UN DOMINANTE?

¡Mejor siéntate, porque estoy a punto de revelar algo impactante! ¿Sabes que? De vez en cuando me equivoco. ¡Que nadie le diga a Joy! Estoy seguro de que no tiene idea de que esto es cierto, ¡y no quiero reventar su burbuja!

La realidad, por supuesto, es que todos cometen errores. Aunque soy un planificador y me esfuerzo por pensar en las contingencias y evitar que algo salga mal, a veces no preveo cómo sucederán los eventos, o cómo reaccionará Joy ante algo, o exactamente cómo se usa ese juguete en particular. Y la aventura emocionante que he planeado se sale de control, o la tarea que establecí para Joy no funciona, o la nueva idea que tengo no se traduce bien en realidad. Joy, siendo la mujer sabia que es, entiende y me deja un poco flojo. Eso es bueno, todos necesitamos un poco de holgura a veces. Pero aquí está la pregunta de la que quiero hablar hoy. Cuando algo sale mal y es mi culpa, ¿debería decirle a Joy que lo siento? ¿Debería un Dominante disculparse alguna vez?

Creo que es indiscutible que al ofrecer una disculpa, el Dominante abandona el poder. Por su naturaleza, una disculpa pide perdón, y en una relación D / s, la “D” dice en lugar de pedir. Eso es parte de la fantasía: el sumiso no tiene más remedio que cumplir con los deseos del Dominante. Pedir perdón rompe ese paradigma y, al hacerlo, debilita la dinámica entre la pareja. Si esa fuera la única consideración, entonces quizás la respuesta correcta sería “No … nunca te disculpes”.

Sin embargo, no es la única consideración. También está el pequeño asunto de la confianza.

En BDSM, el sumiso se coloca literalmente en manos del Dominante. Renuncian al poder hasta el punto de que pueden quedar indefensos e incapaces de moverse, se les puede hacer experimentar dolor, se les puede exigir que hagan cosas que normalmente nunca harían. Para hacerlo, la sumisa debe confiar en que el Dominante se encargará de que no sufra ningún daño, que se mantengan a salvo. No solo deben confiar en las intenciones de su pareja –que no harán algo dañino o abusivo a propósito– sino también en su competencia –que el Dominante tiene suficiente conocimiento y práctica para tomar las precauciones adecuadas y evitar causar daños por accidente.

Cualquier error dominante amenaza la percepción de competencia, y cualquier error que llegue lo suficientemente lejos como para tener consecuencias involuntarias para el sumiso, como incomodidad o dolor (el tipo de dolor malo, no el bueno), lo pone en duda. En situaciones como esta, donde algo ha salido lo suficientemente mal como para que el sumiso haya sentido las consecuencias, no solo está bien disculparse, sino que es imperativo que el Dominante lo haga.

Si usted, como Dominante, no reconoce su error, deja la impresión de que no se da cuenta de que cometió un error. También genera resentimiento dentro de su pareja, que puede sentirse culpable de que la actividad no haya salido según lo planeado, y que puede creer fácilmente que usted lo culpa por el problema. Y se come ese vínculo de confianza entre ustedes, la confianza que permite que exista la sumisión.

Pedir perdón por su error renuncia a un mínimo de poder, es cierto. Pero también transmite que te das cuenta de que las cosas salieron mal, que asumes la responsabilidad y que no culpas a tu pareja. Demuestra que está dispuesto a aprender de lo que sucedió y, por lo tanto, es menos probable que vuelva a dar el mismo paso en falso. Y también muestra que no tienes miedo de admitir un error. Hay un viejo dicho que dice “se necesita un hombre grande para disculparse”, y hay mucha sabiduría en estas palabras.

La preservación de la confianza compensa fácilmente cualquier renuncia al poder que causa la disculpa. Es un intercambio fácil. Entonces, la respuesta a mis preguntas es “Por supuesto que debería decirle a Joy que lo siento si me equivoco” y “Sí, un Dominante debería disculparse absolutamente si está justificado”. Por supuesto, es mejor no cometer un error en primer lugar, pero ¿quién de nosotros puede afirmar que está libre de errores todo el tiempo? Creo que la respuesta es probablemente nadie.

¡Pero no se lo digas a Joy!

Diviértete,

Autor: Jake

Artículo hallado en Internet, en leather cuffs and silken bonds

 

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “¿DEBERÍA DISCULPARSE UN DOMINANTE?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Patrocinadores

Encuestas

¿Dominas o te dejas someter?

View Results

Cargando ... Cargando ...