CUMPLIENDO ÓRDENES DE MI DUEÑO

Puede ser un castigo, o una tarea. Mi dueño disfruta al verme intentar limpiar la cloaca. Suciedad y puede que algo más infectan este lugar, pero estoy bien protegida. Ni un milímetro de piel asoma, ni siquiera la cremallera del catsuit que deja entrar un pequeño vibrador ni la sonda que recoge mi orina.

 

 

Autora: Elena DarkBerry

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “CUMPLIENDO ÓRDENES DE MI DUEÑO”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.