COSQUILLAS A MANO DURA

-¡¿Te ha dejado por una vainilla?!- César no pudo aguantar la risa y explotó en sonoras carcajadas.

-César, deja de descojonarte, quieres, ya es bastante humillante.

-Lo siento, lo siento, ya paro, jajaja.

-Jummm.

-Vale, Sele ya paro.

-Me siento mal.

-Ven aquí gatita.

Sele se acurrucó en los brazos de César.

-¿Cómo pudo haberme dejado por una mujer vainilla? Diosss, me siento tan mal.

-Sele deja de torturarte, no pasa nada ya encontrarás a otro, eres una mujer muy guapa y no sólo destacando tu belleza física, eres inteligente e intelectualmente tienes mucho que ofrecer. Y como sumisa eres…

-?? – Sele se apartó de César y le miró directamente a los ojos esperando su respuesta.

-Eres muy especial como sumisa, lo vives y te vinculas mucho a la persona pero eres bastante rebelde y necesitas mano dura.

De repente César se abalanzó y empezó a hacerle cosquillas.

-Jajaja.. César para, para por favor -dijo Sele entre risa y risa.

-No me gusta que estés tan triste, te mereces este castigo – dijo César con ternura…

 

Autora: Lady Nala.

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “COSQUILLAS A MANO DURA”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Patrocinadores

Encuestas

¿Dominas o te dejas someter?

View Results

Cargando ... Cargando ...