CONSEJOS PARA PACTICAR BDSM CON PLACER

Probablemente se puede afirmar que todas las personas con acceso a Internet ya entraron (porque querían) o acabaron encontrando algo en la red sobre consejos para practicar el BDSM.

Sin embargo, esta lista es un poco diferente de la mayoría que has encontrado por ahí. Aquí no verás cómo golpear a tu pareja, sino qué hace que el BDSM sea algo tan emocionante, y cómo puedes incorporarlo en tu vida y en la de tu pareja de manera que ambos se diviertan y sientan placer.

1. COMUNICACIÓN

No debe ser novedad para nadie que la comunicación es la herramienta esencial para cualquier relación o encuentro sexual. Sin embargo, aun siendo algo que todas las personas deberían saber, muchas veces termina quedando de lado, siendo olvidado.

Una de las características más importantes del BDSM es la comunicación, ya que la negociación entre los jugadores es extremadamente importante. Los practicantes veteranos de esta técnica dominan muy bien sus habilidades de comunicación. Y ese es uno de los motivos que hacen que sus fiestas sean tan seguras y placenteras para todos los involucrados.

Todas las personas a veces caen en la trampa de hacer suposiciones. Cuando el asunto es sexo, y acabas suponiendo cosas, puede hacer que la otra persona involucrada no se esté divirtiendo tanto como podría o debería.

Recuerda siempre preguntar a tu pareja lo que le gusta, lo que tiene voluntad, pídele que te muestre cómo le gusta ser tocad@, y al mismo tiempo, no tengas vergüenza y acostúmbrate a hablar de lo que te gusta o cuáles son tus fantasías.

2. OBTÉN EL CONSENTIMIENTO

¡Es cierto, el consentimiento es adictivo!

Muchas veces la gente cree que la conversación puede acabar con el clima, pero si se hace de la manera correcta, conversando con cariño y de manera sexy, puede calentar aún más el ambiente.

Cuando una persona no tiene que preocuparse de protegerse y quedarse todo el tiempo poniendo límites en el otro para que no haga nada que no quiera, ella puede relajarse y divertirse, de lo contrario, pasará todo el tiempo tensa y preocupada.

Si la persona se siente relajada y divertida, significa que todo será más relajado y divertido para ambas partes.

Si por ejemplo, estás con ganas de morder, da unas lamidas en la oreja de tu pareja y luego susurra: “¿Te gusta ser mordid@?”.  También puede incorporar preguntas como “¿Te gusta esto?” Mientras tocas a tu pareja.

Es mucho mejor tener una respuesta positiva antes de hacer algo, que al final acabar escuchando uno “no”, tener una persona con la “cara fea” a tu lado, o lo peor de todo, perder tu pareja sexual.

3.- EXPLORA LA VULNERABILIDAD

Cuando el asunto es sadomasoquismo, principalmente bondage, alguien será colocado en una posición vulnerable, siendo “forzado” a algo, por lo que es importante superar sus bloqueos mentales y relajarse para que pueda aprovechar el momento.

El estar “preso”, atado a algo, o recibir órdenes hace que la persona no sea responsable de dar placer al otro, ella simplemente tiene que obedecer las órdenes o quedarse allí, presa, atada, y en este caso, estar relajada y confiar en su pareja hace que esto sea agradable, y no lo contrario.

4.- CONFIANZA

Para que alguien se divierta y sienta placer al ser vulnerable, debe confiar plenamente en su pareja. Recuerda los juegos de confianza que  hacías en la escuela para aprender a construir y liderar un equipo, como por ejemplo, caer hacia atrás y confiar en que alguien te agarrar.

En el BDSM los principios son similares. Independiente de la herramienta que se utilizará, uno de los jugadores estará confiando, o al menos debería, en el otro.

La persona en el papel de lo vulnerable tiene que confiar en que su pareja dominante no pasará de los límites conversados, y ella sentirá placer en vez de miedo, tensión y preocupación.

5.- POTENCIA TUS PROPIAS HERRAMIENTAS

Es fácil ser atrapado haciendo compras súper excitantes de nuevos juguetes sexuales. En los sex-shops puedes encontrar una variedad inmensa de productos destinados a la práctica del BDSM.

Sin embargo, debes saber que ya tienes juguetes y herramientas suficientes para tener un momento muy emocionante y empezar a jugar de BDSM sin tener que comprar nada.

No es necesario látigos y cadenas para que puedas practicar el BDSM de manera excitante. Tiene manos y dientes, y pueden proporcionar una gran variedad de sensaciones.

Desde mordiscos suaves hasta aquellos que terminan dejando la marca de los dientes, morder puede realmente calentar las cosas. El cuello es un zona muy popular cuando el asunto es ser mordida (sólo no se te olvide preguntar a tu pareja si hay problemas en dejar marcas, recuerda, el consentimiento es todo a la hora del sexo), pero piensa acerca de las otras áreas del cuerpo que tienen gran potencial en proporcionar placer al recibir mordiscos.

Tus manos también son óptimas y versátiles herramientas. Agarrar, pellizcar, arañar, batir… Las posibilidades son prácticamente infinitas, y no tienes que salir pasando horrores para empezar a probar las delicias del BDSM.

6.- APROVECHA LOS ARTÍCULOS DOMÉSTICOS

Ahora que ya sabes del potencial de tus manos y de tus dientes, verás que también podrás aprovechar varios de tus artículos domésticos para sentir placer con las técnicas del BDSM.

Es verdad, la cocina es un verdadero sex shop si se sabe buscar. Una cuchara de palo o una espátula son herramientas de gran impacto. Los espetos de madera que se utilizan con seguridad pueden proporcionar una aguda sensación de placer. Los cubos de hielo son excelentes para jugar con las sensaciones térmicas.

En cuanto a las otras áreas de la casa, basta con mirar y mirar alrededor. Puede usar pañuelos y corbatas como  venda para los ojos – esa es una gran manera de empezar a entrar en el área de las sensaciones del BDSM.

Cuando alguien está con los ojos vendados, y consecuentemente no está viendo lo que está pasando, todo se siente con mayor intensidad.

7.- NO OLVIDES LOS JUEGOS PSICOLÓGICOS

No se olvide de que gran parte del sexo está relacionado con lo mental, lo psicológico, y en el BDSM eso no es una excepción, por el contrario, el miedo o la anticipación de lo que ocurrirá puede intensificarse en cualquier momento.

Intenta susurrar amenazas o promesas. Hacer que la otra persona hable lo que ella quiere puede ser algo muy poderoso, especialmente para las personas que han sido educadas, debido a nuestra cultura, a reprimir sus deseos y fantasías sexuales.

Ser “forzada” a describir sus fantasías sexuales puede ser algo que causa mucha vergüenza, sin embargo, es un tipo de vergüenza bastante excitante.

8.- JUEGA CON LA DINÁMICA DEL PODER

Toda relación tiene algún tipo de dinámica de poder o de lucha por el poder, y el BDSM traslada esa dinámica existente a la superficie y aún juega con ella.

No necesitas vivir 24 horas en el papel de dominante o dominado, pero la incorporación al sexo puede realmente dejar la vida de la pareja más caliente y excitante.

El simple acto de una persona se arrodilla ante la otra ya es suficiente para crear un diferencial de poder. Tener uno de los jugadores que se arrastra o se enganchan por el o para el otro ya lleva el sexo a otro nivel.

También puedes agregar el juego de la energía a la hora del sexo, y eso es uno de los principios básicos del BDSM.

Un gran ejemplo de esto es sostener a tu pareja por la cabeza o el cabello mientras ella tiene sexo oral contigo. Además, otra sugerencia es hacer que tu pareja pida permiso para gozar.

No importa lo que tu creatividad creará y lo que decidas intentar, nunca te olvides de los puntos 1 y 2 mencionado arriba. La comunicación y el consentimiento son los puntos más importantes cuando el tema es el sexo.

Conversa con tu pareja antes de intentar algo nuevo, conoce cuáles son sus fantasías, habla con ella acerca de las tuyas y tened la mejor noche de la vida de ambos, aprovechando de la mejor manera posible las técnicas del BDSM.

 

 

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “CONSEJOS PARA PACTICAR BDSM CON PLACER”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *