CÓMO VESTIR A UNA DÓMINA

El ser una Domina es un estado mental. Incluso puedes ser un chiquito gay y ataviarte con el manto de la Dómina, siempre que estés dispuesto a abrirte a la energía Dominante femenina. Y, si bien puedes ser toda una Dómina aunque vayas vestida con una bata blanca de baño, si tienes la presencia necesaria, el vestirte al estilo tradicional de la Dominación puede ayudarte a jugar tu rol a fondo. Lo que es especialmente cierto para las novatas aspirantes a ser Dómina profesional. Ahí van unos cuantos consejos:

  • El cabello: Por ejemplo un flequillo rojo. O una cabellera rubia a lo Marilyn Monroe. O el largo pelo negro cual ala de cuervo de Bettie Page. Lo que buscas es algo sexy y femenino. Las pelucas son excelentes para crear el aspecto que buscas.

 

  • Corsé: Una prenda esencial para el aspecto Dómina. Tienes que mostrar el sagrado cuerpo de ánfora que ha vuelto locos a los hombres siglo tras siglo. No tiene por qué ser un caro corsé de ballenas hecho en una corsetería artesana, basta simplemente con algo ceñido que te quede bien. Muchas líneas de ropa interior femenina tienen prendas que se ven muy a lo corsé.

 

  • Tetas: Lo apretado del corsé debería hacer florecer tus pechos. ¡Y si no tienes, te los montas! Es asombroso lo que se puede hacer hoy en día moldeando silicona. Embute silicona en un sujetador atractivo y ya está. Nunca es bastante el mucho pecho.

 

 

  • Falda: Aquí la falda tiene un papel secundario. Una simple falda negra corta funciona bien. Y si es de cuero o PVC aún mejor. También puede quedarte bien una larga y ceñida falda de tubo. O ponte un liguero y medias sobre unas braguitas o un tanga.

 

  • Color: Para las Dóminas que empiezan yo sugiero, sin lugar a dudas, el negro como elección para toda tu ropa y lencería. Una vestimenta totalmente negra transmite poder. Una vez ya estés más cómoda Dominando, añade color para acentuar tu aspecto: un poco de rojo, plata o púrpura puede potenciarlo. Y te sugiero que nada de rosa, pues tradicionalmente es un color sumiso.

 

  • Calzado: Creo que el calzado es la parte más potente de su vestimenta, pues transmite la cara intensamente ritualista de la Dominación. Después de todo vas a hacer que tus sumisos te besen el calzado. Que, en el caso de las Dóminas son, tradicionalmente, las botas negras con tacones de aguja. También puedes llevar zapatos de tacón. Y recomiendo que también te pongas medias y un liguero.

 

  • Maquillaje: Busca un aspecto glamuroso, preferiblemente con colores oscuros. Un lápiz de labios color borgoña oscuro y unos ojos enmarcados en oscuro son siempre una buena elección. Evita el tradicional maquillaje excesivo del “putón”, como pueden ser unos labios rosa brillante y sombra de ojos azul. Unas cejas en arco alto completarán tu aspecto Dominante.

 

  • Implemento de castigo: Siempre debes de llevar en la mano algún artilugio simbólico de Dominación. Yo prefiero el aspecto clásico de una buena fusta. Aunque a algunas Dóminas les gusta más una paleta o un látigo. No te cuelgues diez instrumentos de tu cinturón; limítate a la discreta pero impactante presencia de un aparato de castigo de calidad.

Pasa algún tiempo acostumbrándote a lucir tu vestimenta, pasando el bastante tiempo ante el espejo como para comprobar lo buena que estás con él. El simplemente vestirte para el papel ya potenciará tus sentimientos Dominantes. Con un  estilo correcto de ropa ya das un gran paso hacia el modo de ser de una auténtica Dómina.

Mistress Ariachne

Hallado en Internet en Sultry Leather Info Pages

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “CÓMO VESTIR A UNA DÓMINA”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *