AUSENCIA

Tras varias jornadas de ayudando a mi Señora llegó el día y el momento de sus marcha, fui incapaz de ir a hacer mi último servicio y cargar la mudanza de mi Señora en el camión, tenía ya la mentalidad hecha, me iba a quedar huérfano, sin Señora Ama cerca de mi para poder ir a servirle, pero no fue así. Cuando llegó el momento no la pude ver marcharse, hacía un futuro más prometedor, sabía yo que las emociones de tristeza iban a invadir todo mi cuerpo.

Mi Señora me envió un mensaje por WhatsApp que iba a iniciar el viaje y la mudanza, yo le deseé un buen trayecto y que tuvieran mucho cuidado, porque no me quería quedar sin Señora Ama, también tenía la certeza que mi Señora iba a estar muy bien cuidada, y era un pequeño consuelo que tenía yo, aunque mantenía una buena comunicación vía
WhatsApp y por teléfono, cada día la tenía en mí mente, su dulce voz mandándome realizar tareas domésticas, no quería recordar su voz para no sufrir en mi soledad sin mi Señora, pero sabía que estaba bien, y con sólo saber que mi Señora sé encontraba bien me bastaba para recomponerme en mi soledad.

Con cada avance en el montaje del nuevo estudio mi Señora me enviaba fotos, y me entraba una alegría enorme al ver el progreso que hacía día tras día, pero todo eso no era suficiente recompensa porque aún sentía la ausencia de mi Señora, pero tenía que hacer de tripsa corazón y no mostrarle mi gran tristeza al no tener a mi Señora cerca, porque tenerla cerca era un privilegio y mi Señora me trasmitía una seguridad enorme en los campos BDSM y en el lado de mi feminización.

Con mi Señora sentí libertad de mi lado femenino, que ahora en su ausencia sólo hace llorar, por eso, los sumisos, sumisas y las Sissy Maids que tengan una Señora Domina estarán bendecidos por Dios y si encima la tiene cerca, serán una Sissy con mucha suerte, porque no hay un mayor castigo, que sentirte agraciada por servir a la Señora Domina y no tenerla cerca.

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “AUSENCIA”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *