ANTOLOGÍA DEL SADOMASOQUISMO SM 2. INTRODUCCIÓN

El mundo del Sadomasoquismo cada vez está más de moda. Y son pocas las películas eróticas que se dejan incluir una escena más o menos abiertamente sadomasoquista en su filmación. En muchos anuncios de productos de lo más normal nos encontramos con sugerencias todo lo subliminales que se quiera, a los temas de placer ligado a la violencia. Y las grandes publicaciones “para hombres” nos presentan series de fotografías en las que las modelos están atadas, sufren violencia… o descargan su agresividad sobre el partenaire de turno. Incluso los grandes grupos musicales hacen glorificaciones de sadomasoquismo, como ocurre en Some Girls,  de los Rollings.

Mientras, los sesudos sexólogos escriben artículo tras artículo en los que tratan de decirle al ciudadanito medio que no hay nada malo en eso, que el sexo nunca ja estado reñido con el dolor – siempre que éste se halle contenido dentro de unos límites razonables – y que, si esta es la moda… ¿quienes somos nosotros para ir en contra de la corriente?  Más astutamente y movidos por su sentido comercial los sex shop  se aprovechan de la tendencia y ya es raro el que o tiene un rincón dedicado a los látigos, las prendas de cuero o goma y los vestidos para travestis. E innumerables son estos artículos sexuales, en venta, pues incontables son también los caminos del sadomasoquismo.

Porque quizá sea ese el motivo por el que más y más personas se van aficionando a la “perversión” de moda: su variedad. Pues hay desde los que gustan de ser azotados hasta aquellos que disfrutan cuando alguien se les caga o  mea encima, desde los que se corren al ser atados a los que consiguen el orgasmo al ser vestidos de bebés y alimentados con biberón. Desde los que tienen como máxima experiencia sexual el recibir una lavativa hasta los que practican el caballo erótico. Muchos son los caminos del sadomasoquismo y en cada uno de ellos hay ese rinconcito especial que le atrae a usted, a mi o al vecino del tercero. Y no se engañen por el masculino que aparece en todas mis palabras, pues estoy hablando de seres humanos y no limitándome a los machos de la especie, ya que a las hembras también les encanta estar en lado activo o pasivo de una de estas relaciones.

En el primer volumen de S/M (sadomasoquismo y no SIM como han leído muchos, quizá a causa del infeliz logotipo, que mi libro no tiene nada que ver con la inteligencia militar)… como decía, en el primer volumen, traté de dar una panorámica de la historieta sadomasoquista. Por dos motivos: por ser uno de los aspectos más conocidos del sadomasoquismo impreso y por ser, quizá, el aspecto más accesible al lector no iniciado. Un tercer motivo, adicional,  fue el bien conocido interés que tanto el editor del libro – Juan José Fernández – como el autor del mismo tenemos por el mundo de la historieta.

En este segundo volumen, mi intención es ofrecer al lector un panorama más amplio, un panorama que abarque los distintos aspectos del complejo campo del sadomasoquismo impreso. Porque hay incontables publicaciones dedicadas a este fenómeno sexual. Publicaciones que van desde la pequeña revista de bolsillo dedicada  a los contactos hasta la gran revista ilustrada, destinada a las fotonovelas, pasando por novelas, libritos más o menos underground de historietas, reproducciones a multicopista o fotocopiadora de obras antiguas y un sinnúmero de etcéteras.

Y, en estas publicaciones, todo un universo de temas: historietas, relatos,  fotonovelas, ilustraciones, cartas del director, anuncios, artículos, fotografías… todo un entorno destinado a dar realidad a los sueños del sadomasoquista efectivo – el que practica su “perversión”- o al mental – aquel que se contenta con el simple mirar las revistas…- Y quizá darle gusto a la mano.

Acompáñenme, pues en un viaje por este universo. Para ofrecérselo, yo he tenido que comprar, traer a España (a veces con los problemas habituales de unas aduanas que aún viven en los tiempos de la levantada del brazo diestro), leer, seleccionar y traducir un buen número  de publicaciones. Ustedes, por unas pocas monedas (de esas que aún llevan la imagen del que trató de “protegernos” de esta invasión de pornografía que todos tanto esperábamos), podrán acompañarme sin riesgos. Y si este viaje les hace ser un poco más comprensivos hacia esos simpáticos animalitos llamados sadomasoquistas… o les hace desear ingresar en alguno de sus numerosos cónclaves, pues bueno, creo que habremos dado conjuntamente un paso hacia adelante en la superación de los tabús que nos inculcaron los que querían hacernos olvidar que tenemos un pene, o vagina, para poder dominarnos mejor.

 

 

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “ANTOLOGÍA DEL SADOMASOQUISMO SM 2. INTRODUCCIÓN”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.