Últimas entradas

Contacta con nosotros

Síguenos en las redes

AMOR Y BDSM: ¿Cómo podemos expresar durante una sesión nuestros sentimientos románticos?

Cualquier persona ajena al BDSM tendría la impresión de que en una relación D/s no hay sitio para el amor, pero detrás de la fachada del juego éste es el protagonista central.

Cualquier relación sexual está vacía de significado si no se hace desde el afecto, el respeto y la empatía con la otra persona. Las relaciones eróticas encuadradas dentro del BDSM no son ninguna excepción, es más, es en este tipo de relaciones donde se hace más importante que en ninguna otra tener una conexión especial con tu compañer@, dado que una relación BDSM se caracteriza por prácticas de gran intensidad que necesitan de un aftercare proporcional solo posible de realizar bien si sentimos un verdadero afecto y amor por la otra persona.

El amor es un ingrediente fundamental dentro de una relación BDSM sana, constructiva y basada en el SSC. Permite a la pareja gozar de un estrecho vínculo compartido que actúa como barrera protectora y como potenciador de las sensaciones placenteras durante las sesiones/escenas.

Una relación BDSM basada en el amor es, por definición, una relación sadomasoquista sana y segura, con límites bien definidos y perfectamente respetados, negociación constante y una comunicación fluida entre Dom y sub, basada en la sinceridad, el respeto y la mutua admiración.

Una sesión o escena puede ser un momento romántico en sí mismo, único, favorecido por la inspiración del momento. Las caricias, besos, palabras dulces, los actos de entrega y la dominación con toques afectuosos y apasionados marcan los juegos de una pareja Dom x sub enamorada.

Decir que un/a Am@ es “bland@” por expresar su afecto y cariño hacia su sub es una apreciación incorrecta. Al igual que criticar a un/a sub por saltarse el protocolo si es para expresar sus sentimientos a su Am@. El amor que Dom y sub comparten está siempre por encima del rol.

Por lo tanto, es necesario que durante una sesión nos dejemos llevar y demos alas al romanticismo si nuestros sentimientos así lo piden, seamos Dom o sub. Muchas veces los protocolos demasiado estrictos pueden ahogar esa espontaneidad amorosa, por lo que conviene ser flexibles.

No reprimáis la magia del romanticismo con reglas y protocolos intransigentes y dejad que vuestr@ Dom/sub os sorprenda. Las personas que practicamos BDSM lo hacemos para ser libres, desatarnos de inhibiciones, asique liberad vuestros sentimientos y expresadlos con franqueza.

 

 

Autor: Master Spintria

Ilustración: vyrl

Publicar un comentario

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.