4 BRUJAS PIRUJAS PARA QUE NOS ENCADENEN EN EL CALDERO Y NOS LANCEN HECHIZOS AL OJETE

Le he cogido el gusto a esta tontería de las listitas chorras, que son post de no pensar mucho y tienen su aquel…. Así que por aclamación popular y hasta que me canse… pues otra listita molona, en este caso de brujas sexys. Aunque claro… ¿hay de otro tipo?

VERONIKA LAKE EN ME CASÉ CON UNA BRUJA

Femme fatale del cine de los 40, el de verdad, tuvo su revival en forma de Kim Bassinger, que interpretó a un sucedáneo de ella en aquella máquina de ganar oscars que fue LA CONFIDENCIAL. Las nuevas generaciones, evidentemente, no saben quién es. Se ha perdido la clase y el glamour, pero tranquilos, todavía quedamos nosotros. Figura en esta lista porque entre femme fatale de cine negro y femme fatale de cine negro protagonizó una comedieta en la que interpretaba a eso, una bruja, que sin embargo quería ser la típica ama de casa norteamericana, de esas que hacen la colada, le ponen las zapatillas al marido y hacen pasteles de manzana para merendar… con algún truqui de bruja. La peli en sí tiene su aquel, pero cualquier excusa es buena para poner a Verónica, aunque sea en uno de sus papeles más chorras. 

 

Por aquello de contarlo todo, la amiga Veronika acabó sus días sola y arruinada, con graves problemas mentales y trabajando de camarera… ainss… parece que tenía un carácter de bruja de verdad, pero… ainsss… con ese flequillo cualquiera no cae en su hechizo.

SIGOURNEY WEABER EN LOS CAZAFANTASMAS

No es exactamente una bruja, si no un cuerpo poseído o algo así, pero… ¿Qué más da? Si cualquier excusa es buena para poner a Vero, lo mismo pasa con la amiga Sigourney. LOS CAZAFANTASMAS es una de esas pelis que nos marcaron a muchos en los 80 y que a día no resisten una segunda visión con ojos de adulto… salvo por ese espíritu del mal en forma y carne de la amiga Sigourney, vestida para matar de amor ( y de verdad) al mundo mientras unos bobos van por ahí con pistolas que lanzan mocos. 

 

La amiga Sigourney, demostrando que el crepúsculo es el mejor momento del día, está todavía cañón en su madurez, mucho mejor que cuando enseñaba tetas luchando contra aliens y cosas raras, dónde va a parar.

ALASKA EN LA BOLA DE CRISTAL

¿Qué tiene esa bola/ que a todo el mundo le mola? Rezaba la entradilla del programa. Pues una tía cañón con cadenas, muñequeras, transparencias y maquillaje a lo Nosferatu presentándola.

Los que fuimos niños en los 80 veíamos los sábados por la mañana unas marionetas feísimas y unas actuaciones de payasos muy raros. Nos adoctrinaban para ser chavistas bolivarianos con aquello de “Viva el mal, viva el capital” y no nos dábamos cuenta. Yo, en verdad, pasaba de los mensajes subliminales y del arte y ensayo y esas mierdas porque sólo tenía ojitos para una chavala con uñas largas, pelo naranja, vestidos fetish y un no se qué, qué sé yo, que me enamoraba. Y era nuestra amiga Alaska interpretando a una bruja de la bola de los cojones. Años después esa peste de programa tuvo múltiples reconocimientos por desarrollar la inteligencia de los niños y no se qué ostias. A mí me desarrolló otras cosas, he de reconocer, unas pulsiones raras en forma de gusto sexual por lo no convencional, pero ya venía tarado de serie. 

 

Años más tarde, siendo un tierno adolescente, ví aquel engendro de película que es PEPI, LUCY Y BOM Y OTRAS CHICAS DEL MONTÓN, en la que la amiga OLVIDO GARA hace una lluvia dorada a Chus Lampreabe y ahí me acabó de enamorar.

Alaska ha seguido con sus canciones, viviendo al calorcillo de la movida aquella de los 80, y siendo hoy en día más conocida por las nuevas generaciones por ser la mujer de ese Mr. buen rollo con cerveza que es Mario Vaquerizo que por su trayectoria, nada desdeñable. Pero quien tuvo, retuvo, y aún sin pintarrajear tiene su aquel. 

LA MADRASTRA DE BLANCANIEVES

Las villanas de los cómics y las vampiras tienen su aquel, como vimos en posts anteriores. Las brujas de esta lista molan mogollón, y ya me daba con un canto en los dientes por pasar con alguna de ellas una noche de amor, cadenas y hechizos por el ojete. Pero todas ellas juntas no llegan a la suela de los zapatos a mi primer amor, que por ser el primero golpeó más fuerte.

La única, la inimitable (aunque mil veces imitada), la mejor, la Diosa… La Madrastra de Blancanieves, con su espejito mágico (¿alegoría de una jaula?), su manzana (¿alegoría de una mordaza?) y sus defectillos sin importancia, como que está como una cabra, muere de celos, quiere ser califa en lugar del califa y cosas así. En tiempos actuales tiene forma de Julia Roberts, Charline Zheron y demás macizas que tienen su aquel, pero no pueden competir con el diseño original. Madrastra, vale que quieres ser esposa del rey y tal, pero elígeme a mi, que tengo un blog muy chulo y 1900 seguidores en twitter. Mi Señora me da permiso.  

 

Que, por cierto, quizás en esta lista falte ella, que tiene poderes, risa de malvada de cuento y porte, pero mejor no jugamos con fuego…

Pues con esto acabamos la tontuna. Las nuevas generaciones dirán que faltan otras más actuales como Sabrina, pero aquí no somos muy de teens, y alguna otra tipo Bruja de Blair que hace sesiones sado en una casa abandonada del bosque, pero es que lo hace en plan cutre y aquí tenemos clase. También faltan Díaz Ayuso y demás políticas que dan bastante miedito, pero vamos a correr un tupido velo… No obstante, no creo que nadie discuta que, puestos a elegir unas 4, éstas ya nos valen con creces. 

Nos vemos en la próxima tontería. Hasta entonces ya saben… tengan cuidado ahí fuera.

Spirit de Lady Monique de Nemours.

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “4 BRUJAS PIRUJAS PARA QUE NOS ENCADENEN EN EL CALDERO Y NOS LANCEN HECHIZOS AL OJETE”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *