3 VAMPIRAS POR LAS QUE DIERA LA BOLSA Y LA VIDA

Vamos con otra lista de esas que nos molan, en esta ocasión 3 vampiras. Que miedo, lo que se dice miedo, puede que no den mucho, pero de otras sensaciones que tiene que ver con la sangre y donde se nos pone sí que tiene que ver mogollón. 

Se dice que los vampiros son la representación de la sexualidad y la sensualidad. Que la mordida del cuello es una analogía del coito. Que son nihilistas, solo buscan el placer y por eso salen de noche, ya que como todo el mundo sabe por el día no se folla. Que tal y que cual. Pues no lo sé, supongo que sí. Pero lo que en verdad tengo claro es que las Vampiras nos ponen cachondos y nos molan mogollón. Y que son sexualidad y sensualidad en estado puro, porque las han creado y nos las han vendido así. Y bueno, tienen connotaciones bdsm, fetichistas y sado masoquistas mogollón, no hace falta ni decirlo. Y para muestra estos mis tres amores;

Al lío:

VAMPIRA

Una actriz sin mucha suerte en jólibub, Maila Nurmi, se presentó en una fiesta vestida de esa guisa, y un avizado productor dijo algo así como “tate, aquí hay tomate”. Este es el origen secreto de un personaje que marcó a varias generaciones de estadounidenses, que en mitad de los años 50 se sentaban frente al televisor a ver películas de terror. Previo a ellas, supongo que los frikis y no tan frikis de los 50 se hacían la correspondiente pajilla al ver como una moza de tez pálida, lozana y sexy las presentaba entre broma macabra y ajuste del ceñido vestido. Eran los 50, amigo, no había petardas en el SALVAME enseñando cacha.

 

Sea como fuere, el personaje creó historia de la televisión, generando imitadoras varias, una de las cuales será nuestra siguiente candidata. Para la posteridad, además de todo lo expuesto, la amiga Maila participó interpretando al mismo personaje en varias películas del peor director de la historia del cine, ED WOOD, en esas pelis tan malas que han pasado a la Historia como films de culto para ver pedos perdidos y echarnos unas risas.

 

ELVIRA

Pues ELVIRA es la versión ochentera y recauchutada del personaje anterior, al que copia nada disimuladamente, añadiendo un do/s de pecho y una peluca hortera. Pese a que la presentación no parece muy positiva, la actriz Cassandra Peterson le supo dar un toque de humor y desparpajo personal que hizo que ELVIRA destacase por encima de otros sucedáneos de VAMPIRA, ayudada, eso sí, por unos escotes de vértigo que mostraban dos balones de fútbol de primera división y una falda de raja que mostraba unos muslos de infarto envuelto en medias de mercadillo.  Y es que en cualquier época tiran más dos tetas…

 

El personaje tuvo la popularidad suficiente para que protagonizase una película a finales de los 80, más mala que la tos y cuyo único atractivo residía en mostrar a ELVIRA enseñando pechuga, cacha o todo a la vez. Permitidme una anécdota personal llena de glamour y buen gusto; a raíz de esa película se hicieron varias reseñas en una revista de corta vida llamada FANTASTIC MAGAZINE. Mi yo de adolescente se compró varios números de la misma, y ni que decir tiene que el número con varios fotogramas en glorioso esplendor de la amiga fueron pasto de mogollón de ofrendas al Dios Onán. Ah, qué tiempos aquellos… ojalá no vuelvan nunca

 

Leo por ahí que de tanto en tanto la actriz retoma el personaje, ora para una segunda película de esas de directa a la tele, ora para algún cameo. Como los que fuímos adolescentes en los 80 somos los que ahora controlamos el mundo, la fama del personaje pervive hasta nuestros días, aunque creo haber leído que la amiga Cassandra está pensando en retirarse porque, supongo, ya tiene una edad y no es cuestión de mostrar teta por ahí. Una lástima, la verdad. 

VAMPIRELLA

A finales de los 60 la editorial Warrem estaba prácticamente en bancarrota. Pasando el platillo, habían reunido los cuartos suficientes para sacar una nueva revista, a ver si daban el pelotazo y les sacaban de pobres. Por ello fueron a lo seguro; creamos una revista protagonizada por una tía buena, que además es Vampira y se pasea por estos mundos de Dios en bikini. Dicho y hecho; les sacó de la quiebra y además crearon, sin proponérselo, un icono del cómic. 

Las historias, la verdad, eran y son un poco mech, que se diría ahora. Una vulgar excusa para mostrar a Vampirella correteando en bikini, ora siendo atada por los malos, ora atando ella porque también es mala ya que es una Vampira y eso. Pero en esto que le cayó el encargo de dibujar las historias a un dibujante español, homosexual para más inri, y el hombre dijo… pues vamos a hacer una obra de arte, mostrando el cuerpo femenino en todo su explendor y con elegancia y eso. Y por eso la Vampirella de PEPE GONZÁLEZ está considerado un clásico, y por eso el personaje pervive hoy en día, cambiando eso sí de editorial porque la Warrem, años después, quebró de verdad. 

 

Y yastá. Espero hayan disfrutado con estas perlas de sabiduría infinita y si no, ya saben, no devolvemos el dinero. Otro día otra cosa, hasta entonces ya saben; tengan cuidado ahí fuera.

Spirit de Lady Monique de Nemours.

 

Etiquetas

También puede interesarte...

0 thoughts on “3 VAMPIRAS POR LAS QUE DIERA LA BOLSA Y LA VIDA”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Patrocinadores

Encuestas

¿Dominas o te dejas someter?

View Results

Cargando ... Cargando ...